Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

“La verdad es que nosotros no hemos recibido presión de ningún tipo y de ninguna fórmula”

Por Carolina Ruiz Domingo 17 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
239
Visitas

Una intensa agenda de actividades cumplió en Magallanes y Antártica Chilena, la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, quien junto a autoridades regionales visitó en la víspera la provincia de Tierra del Fuego, específicamente las comunas de Primavera y Timaukel.
“Parte del acuerdo y la coordinación entre el ministerio y el gobierno regional, ha sido darle mucha relevancia a las distintas localidades, ciudades y comunas de la región de Magallanes, y distribuir equitativamente los programas y recursos. Entonces, hoy en Primavera, estamos desarrollando dos iniciativas que son muy importantes y esperamos coordinarnos con el municipio en una tercera”, indicó la autoridad del ramo, refiriéndose a la recuperación de espacios públicos y construcción de nuevas viviendas en Cerro Sombrero; y el Plan Regulador de Primavera; además de mencionar la confección de un seccional de Pampa Guanaco, que permita plantear el crecimiento de manera ordenada, entre otros.
Además, este sábado la titular del ministerio visitó los edificios de departamentos Empart, donde se desarrolla un plan de remozamiento de fachadas y encabezó la entrega de 249 subsidios para familias de Puerto Natales y Punta Arenas que esperaban una solución habitacional definitiva (ver fotografías página 5).

– ¿Existe suficiente oferta de viviendas, en base a la cantidad de subsidios que se están entregando?
– “Cuando asumimos en el gobierno, nos propusimos transformar el subsidio en un instrumento efectivo para acceder a una vivienda y yo creo que hicimos un gran esfuerzo inicial el 2014 por modificar los programas, mejorar el financiamiento, ajustar los procedimientos para que eso sea realidad y todos nuestros equipos regionales se predispusieron a trabajar con las comunidades para generar la oferta necesaria para la aplicación de los subsidios. Y yo diría que Magallanes es la región más exitosa en términos de haber logrado, en primer lugar, generar una oferta de vivienda que prácticamente ha absorbido toda la demanda; en segundo lugar, hacer que esa oferta sea adecuada y pertinente a la realidad regional y, en tercer lugar, que la oferta tenga como financiamiento los subsidios de nuestro sector y en complemento, con un convenio con el Gobierno Regional. (…) Si algo no hemos hecho es entregar subsidios que sean papeles”.
Polémico terreno
La primera mitad de 2015 surgió la polémica por la aprobación, por parte del Consejo Regional, de un terreno propuesto por el Serviu para la construcción de viviendas sociales, que pertenecía a familiares de los diputados Juan Morano y Gabriel Boric.
Actualmente, la justicia investiga presuntas presiones para la aprobación de la compra de dichos terrenos, luego de la presentación de una querella en contra de quienes resulten responsables.

– ¿Qué postura toma el ministerio en este tema, luego de que el terreno haya sido propuesto por el Minvu aludiendo a que no existían más espacios disponibles?
– “Uno de los esfuerzos que se ha hecho para, precisamente, generar oferta de viviendas sociales en todo el país ha sido gestionar suelo. Como ministerio, el 2015 gestionamos a través del ministerio de Bienes Nacionales, de la adquisición directa o en colaboración con la subsecretaría de Desarrollo Regional, aproximadamente, 859 hectáreas de terreno para proyectos habitacionales. Y en la región, son aproximadamente 18 hectáreas las que también se generaron como suelo urbano disponible para este tipo de iniciativas. No es fácil hoy resolver el tema del suelo en ninguna ciudad de Chile. El suelo se ha convertido en un bien escaso, en un bien caro y, por lo tanto, gestionar suelo hoy implica trabajar articuladamente en actualizar los instrumentos de planificación territorial, en poder regular y generar instrumentos que incentiven el uso de suelo de manera más intensa; y, en tercer lugar, activar la facultad que tienen los Serviu para adquirir terreno y disponerlo para viviendas sociales”.

– Sí, pero mi pregunta iba enfocada al hecho de que se estén investigando supuestas presiones en la aprobación de un terreno propuesto por el ministerio…
– “Si usted me dice que este es un tema que hoy se está investigando, dejemos que termine de investigarse. La verdad es que nosotros no hemos recibido presión de ningún tipo y de ninguna fórmula y lo que estoy planteando tiene que ver con una política general de gestionar suelo urbano para posibilitar viviendas sociales bien emplazadas en todas las ciudades de Chile”.
Beneficios
– En Magallanes es una realidad que el valor de las viviendas es muchísimo más alto que en otras partes del país. ¿Qué acciones ha tomado o piensa tomar el ministerio en este sentido?
– “El año pasado hicimos una modificación a nuestros programas destinados a los sectores más vulnerables, donde hay mayor subsidio del Estado y un convenio con el Gobierno Regional, que nos ha permitido construir viviendas de mucho mejor estándar, colaborando unos con el suelo y la urbanización y otros con el subsidio habitacional. Y, en segundo lugar, en los sectores medios mejoramos el subsidio, aumentando el valor de la vivienda para representar, precisamente, el costo en las zonas más extremas. Conjuntamente, introdujimos un tercer subsidio que está destinado a garantizarle a la familia que, junto con su esfuerzo por ahorrar el subsidio que el Estado pone para el proceso de adquisición de la vivienda, podamos ayudarle a pagar la vivienda o servir el crédito hipotecario. Este subsidio es inédito, no existía en Chile, y permite que cada vez que una familia que ha adquirido una vivienda con subsidio habitacional paga oportunamente su dividendo, tenga una rebaja de un 10%, 15% o 20%, según sea el valor del subsidio. Por lo tanto, hemos introducido una mejora sustantiva al sistema de financiamiento de los sectores medios, posibilitando que tengan mayor acceso al crédito, que el valor de la vivienda sea más adecuado a la realidad regional, e incorporando la extensión de un subsidio destinado a apoyar a las familias en la eventualidad que por cesantía no puedan servir la deuda”.
– ¿Hay acciones de parte del Estado para las personas que arriendan viviendas?
– “Nosotros, como país, tenemos en desarrollo hace aproximadamente seis años un programa de subsidio al arriendo. Ese es un programa muy joven y ha estado destinado, en su primera versión, a favorecer a las familias jóvenes donde el Estado les subsidia el arriendo como una manera de facilitar el ahorro para una vivienda definitiva. Y ahora estamos en pleno proceso de adecuación de ese programa, para ampliarlo a otros sectores. Queremos incorporar a los adultos mayores en el programa de arriendo pero también con el propósito de hacer un proceso de adecuación del funcionamiento del programa a las realidades regionales. Estamos extremadamente interesados en fomentar el arriendo como una forma de acceso a una vivienda adecuada, especialmente para aquellas familias que no tienen interés en radicarse definitivamente en un lugar o están en una etapa de su vida en que están transitando”.