Necrológicas
  • Víctor René Fauré Uribe
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Luis Millapani Muñoz
  • Susana Levinieri vda. de Gallardo
  • Sergio Hernán Rodríguez Sandoval
Son increpadas por “dar pecho” en lugares públicos

Lactancia Materna: madres defienden derecho de amamantar a sus hijos más allá de los seis meses

Por La Prensa Austral Domingo 13 de Agosto del 2017

Compartir esta noticia
130
Visitas

Mientras que a nivel nacional se conmemora la Lactancia Materna exclusiva, madres magallánicas luchan contra los mitos y los prejuicios para amamantar a sus hijos, incluso más allá de los seis meses. Con distintas actividades públicas, buscan evitar cuestionamientos por amamantar en público.

La matrona de Clínica Magallanes, Natalie Flores Cárdenas, quien se organizó junto a mamás para dar vida al Grupo de Apoyo a la Lactancia, explicó que la primera semana de agosto se celebra la Semana Internacional de la Lactancia Materna, bajo la cual la Alianza Mundial de la Lactancia Materna que todos los años pone un tema sobre esta política y sobre ese tema se va trabajando en la Comisión Nacional y en todos los comités regionales que existen en el país. Este año el eslogan es “Formando Alianzas por el Bien Común, sin Conflictos de Interés”.

La especialista de la Clínica Magallanes comentó que la lactancia materna se ha posicionado como una de las estrategias costo-afectivas más importantes para establecer un buen vínculo de apego, ya que permite tener una buena nutrición y apoya la prevención de las enfermedades cardiovasculares en el adulto. “Sin embargo, contamos con una amplia cantidad de comentarios y las mismas mamás denuncian que son increpadas cuando amamantan en los espacios públicos”, explicó.

Reconociendo que personas mal informadas dicen que la leche después de los dos años ya no alimenta o aconsejan “destetar”, explicó que la Organización Mundial de la Salud sugiere que la lactancia se mantenga hasta los seis meses sin ningún otro aditivo y que sea complementaria después de eso, pero no establece un límite porque esa decisión la debe tomar la madre en conjunto con su hijo, de ahí la importancia de conocer a madres que tuvieron experiencias exitosas de lactancia mayores a los dos años, ellas viven y trabajan y a pesar de todos los comentarios y los mitos la mejor leche que los niños pueden recibir es la materna, porque no sólo es un alimento nutricional, sino que ayuda a mantener los vínculos de apego seguro. “Hemos recibido personas que cuentan que en la barcaza que va de Punta Arenas a Porvenir les han dicho que no es un lugar adecuado para amamantar, ¿pero, qué hace la mamá cuando su hijo llora en la barcaza o en el patio de comidas del mall?. Ahí es donde necesitamos generar conciencia y aprender a respetar las necesidades básicas del niño, los bebés necesitan alimentarse, apoyo, contención, pero no requieren un lugar específico para ser alimentados con la leche. Entonces el llamado a hacer conciencia y a no juzgar a quienes amamantan a sus hijos”.

Experiencias de
lactancia exitosa

Derribando los mitos y apoyando la lactancia materna, Olga Ahumada Freire, a sus 89 años, explicó que tuvo dos hijos y en ambos casos logró tener una lactancia que sobrepasó los seis meses. En su caso, con su primer hijo logró amamantar por dos años y hasta los cinco con su segundo hijo. Para ella la lactancia no sólo fue un proceso que le ayudó a que sus hijos se enfermen menos y que tuvieran una relación más cercana, sino que además fue un proceso que logró compatibilizar con su trabajo.

Otra experiencia de lactancia es la de Patricia Muñoz Mario, quien acompañada de su hija Arantza Mansilla Muñoz, de tres años, defiende el derecho de amamantar más allá de los seis meses, fue el mismo proceso que tuvo con su primer hijo, que hoy tiene 16 años. “Hay más apego y no la dejo mucho sola o encargada, estamos conectadas durante el día, pero el apego es increíble, acurrucarla en los brazos y verla dormirse, es una sensación increíble, cuando ella se alimenta de ti es impagable. La primera vez asusta y pensaba que tal vez no me baje la leche, pero el doctor me dijo ‘tres días y te va a bajar’ y así fue, y le empecé a dar leche”, recordó.