Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Las causas tras la deserción escolar

Por La Prensa Austral Domingo 8 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
166
Visitas

¿Por qué un joven no sigue sus estudios y deserta del sistema escolar? Las causas pueden ser muchas. Desde cuadros de déficit atencional con hiperactividad o bipolaridad, pasando por sentimientos de sentirse desplazados y llegando a situaciones de carencias familiares, sociales y económicas de envergadura.
Explicando algunas de las causas tras la deserción escolar y el trabajo que realizan con 54 alumnos, el programa Caminos de Libertad cumplió 19 años al servicio de la comunidad. A través de él, se entrega apoyo psicopedagógico a alumnos que podrían desertar del sistema por distintos factores.
Teresa Bórquez, coordinadora del programa, explicó que para este trabajo se requiere de un equipo adecuado con profesores de un perfil adecuado que manejen la frustración. “A veces se espera que los alumnos avancen y eso no resulta, por lo que el profesor debe rearmarse y volver a empezar. Por eso, creemos en la afectividad y eso no quita que no tengamos normas que las construimos con los chicos”, dijo.
Claudia Chávez, jefa Unidad Técnico Pedagógica, explicó que entre las muchas razones que inciden en la deserción de un alumno, desde el área pedagógica, está la imposición de los planes de estudio por sobre las necesidades educativas especiales. “Muchas veces llegan déficit atencionales con hiperactividad o bipolaridad. Estos diagnósticos no se trabajan en los establecimientos normales, porque entre tantos alumnos se tiende a invisibilizar, el niño se tiende a sentir desplazado, le cuesta aprender y se distrae o tiene problemas de conducta”, dijo la educadora.
Xenia Sandoval, asistente social del programa, comentó que se sabe que la deserción es multicausal y que hay factores expulsores en las escuelas, hay culturas escolares, pertenecen a poblaciones vulnerables donde se privilegia estar fuera de la casa, hay factores familiares, a veces los papás están muy poco comprometidos o que tienen que trabajar jornadas extensas.
La confluencia de tales factores hace que muchos niños y niñas pasen por muchos colegios y que no alcancen a generar pertenencia.
“Somos un programa psicopedagógico porque creemos que es importante la vinculación o la resignificación de los alumnos. Los niños, por las situaciones que se dan, no creen en los adultos por todo lo que han vivido. Entonces, lo primero es reestablecer el vínculo y la confianza, esa es la herramienta que nos mueve”, puntualizó.
En la actualidad el programa atiende, en la tarde, a 32 alumnos y en la mañana, a otros 22.