Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Locatarios del Centro Artesanal respaldan medida municipal de abrir todo el año

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Enero del 2017

Compartir esta noticia
103
Visitas

Tajante y resolutoria. Así fue la decisión que tomó el alcalde Claudio Radonich el pasado martes 27, tras una reunión con los trabajadores que operan en el Centro Artesanal de Punta Arenas, donde se determinó establecer una política de apertura de todos los locales por los 365 días del año y que a partir de 2017 deberán pagar los gastos que implica ocupar un lugar en el espacio de atracción turística.

“Cuando se termina la concesión en agosto de 2015, siguió funcionando este sitio pero ningún locatario pagaba arriendo, ni luz, ni agua ni gastos comunes, sino que lo que pagaban era la patente comercial, y eso terminará a partir de este 1 de enero, ya que van a empezar como todos los mortales a pagar la luz, el agua, los gastos comunes, porque aquí no hay ningún privilegiado, además que había un perjuicio municipal bastante grande”, manifestó el edil.

No obstante, los artesanos decidieron acatar la medida como forma de resguardar su situación laboral, y aunque a algunos se disgustaron con esta disposición, la mayoría se manifestó conforme con la determinación de mantener todos los puestos disponibles para la atención al público, en especial a los turistas, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, lo cual será fiscalizado por un funcionario que aún no es designado.

“Hay gente que como esto no le da monetariamente, a veces no viene. Sería bonito que esto esté abierto todo el año y el alcalde tiene que tomar medidas, porque yo venda o no, tengo que estar igual, porque es mi fuente de trabajo. Al momento en que uno tiene un local tiene que estar aquí todos los días, y el que no quiere, perfectamente hay gente esperando”, expresó Laura Chavol y Rogelio Muñoz, artesanos que comparten uno de los puestos del recinto municipal, de calle 21 de Mayo.

Por su parte, Orfelia Guala, una antigua artesana, expresó que “es una excelente medida, es lo que hemos pedido siempre. Cuando los locales están cerrados nos perjudican mucho, porque las visitas dicen que está muy bonito este lugar, pero lo malo es que no se abren todas las tiendas. Siempre están dando capacitaciones y van saliendo nuevos artesanos que tejen, que hacen mil cosas y tienen derecho de tener también un lugar y probar  suerte”.