Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Tesorero general de la República: “Los beneficios están para el desarrollo de la región y no para el mal uso y el enriquecimiento de unos pocos”

Por La Prensa Austral Jueves 1 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
89
Visitas

Este martes el tesorero general de la República, Hernán Frigolet, visitó nuestra región junto a tesoreros de la zona macro Sur -que abarca desde Concepción a Punta Arenas-, para analizar la gestión de este servicio público durante este año y preparar lineamientos para lo que será el cumplimiento de labores en 2017.
Tal contexto permitirá a los funcionarios apalancar de mejor forma la recaudación e instalar un proceso de mejor reputación de la Tesorería en término de establecer prácticas homogéneas a lo largo del país, aspecto del que entre otros, comentó.
– ¿Cómo está la gestión de Tesorería en Ma-gallanes?
– “Lo que estamos viendo, es que todas las Tesorerías están cumpliendo homogéneamente todas las metas desafío que nos pusimos hacia fines de 2015, para cumplir en 2016. En ese sentido, estamos viendo que la región está respondiendo dentro de los parámetros que se esperaban, incluso mejor. Eso quiere decir que hemos hecho un trabajo mucho más intenso de reconocimiento de los deudores, por tipo de impuesto. Y hemos aplicado estrategias y flexibilizado nuestros productos, para que los contribuyentes puedan acomodar sus realidades financieras a su capacidad de pago y por esa vía regularizar la deuda tributaria que está pendiente”.
Siempre hablamos de los efectos de la Reforma Tributaria a nivel nacional. Acá tiene que haber alguna implicancia especial.
– “Hay efectos en la recaudación, que tienen que ver especialmente con los nuevos impuestos que se han aplicado, el incremento de tasa. En Magallanes tenemos un patrón de consumo muy parecido al resto del país, por lo tanto, todos esos elementos nuevos de recaudación están aportando de forma importante. Por otro lado, los contribuyentes están respondiendo bien al recorte en el ciclo de cobro que estamos haciendo. Antes todas las deudas se gestionaban en un plazo de 5 años y hoy ya estamos llegando a que las deudas fiscales, llámese Iva o Impuesto a la Renta, la estamos gestionando en un periodo de 3 años. Y en el caso del Impuesto Territorial, estamos llegando a una deuda de contribuciones que llega a término antes de los dos años. Los contribuyentes han sentido que estamos haciendo un cobro más oportuno y mucho más eficiente, aprovechando las herramientas que están disponibles para nuestra institución. El impuesto territorial tiene una importancia social más allá de los otros impuestos, porque todo lo que recaudamos ahí, va al fondo común municipal. Por eso nos interesa que este impuesto tenga el mejor cumplimiento”.
En cuanto a las Leyes de Excepción, ¿cómo está el tema a nivel de la Tesorería de Magallanes?
– “En el caso de las Leyes de Excepción o de zonas extremas, estamos con un plan de fiscalización mucho más estricto. Hemos descubierto que hay mal uso, hemos estado fiscalizando un conjunto de empresas aquí, que estaban cobrando beneficios para establecimientos que están en un sitio eriazo. El monto no es muy significativo, pero dar las señales de alerta, es lo que nos interesa instalar. Que la gente tenga más cuidado en el cobro de estos beneficios y que sepa que nosotros podamos hacer fiscalizaciones, incluso retroactivas. El hecho de haber recibido el beneficio no los exime de caer en una fiscalización y de que tengan que reintegrar todos esos fondos. Vemos que los beneficios están para el desarrollo de la región y no para el mal uso y el enriquecimiento de unos pocos. Las empresas tienen domicilio en Tierra del Fuego -son 49 instaladas, en 17 domicilios-, no están activas. Cabe recordar que por ley, se estableció la caducidad cuando las empresas no inician sus actividades a los 2 años de reducir a Escritura Pública, el permiso que les da el intendente cuando descontinúan las actividades durante un año, en cualquier período. La Tesorería tiene un plazo de 5 años retroactivos para perseguir el reintegro cuando hay bonificaciones mal pagadas. Otro punto a considerar es que no sólo se trata de bonificaciones sino de que hay un régimen tributario de excepción que incluye la exención de Iva e Impuesto a la Renta. Será la Fiscalía la que en su momento con las denuncias en mano, determine si hubo o no ilícitos”.