Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Magallánico Jorge Sharp, candidato a alcalde por Valparaíso: “Los bloques tradicionales ya tuvieron su oportunidad y fracasaron”

Por Carolina Ruiz Lunes 11 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
8.294
Visitas

El pasado fin de semana se impuso en las primarias de Valparaíso, adjudicándose un cupo para ser candidato al sillón municipal.
Es el abogado, Jorge Sharp Fajardo, quien pese a ser de una reconocida familia magallánica (hijo de Jorge Sharp Galetovic y nieto de Jorge Sharp Corona), decidió postular una propuesta para sacar adelante a la capital de la Quinta Región, donde está radicado desde 2003.
“Mi cariño respecto a Magallanes y Punta Arenas, particularmente, es muy grande. Sin embargo, el compromiso y el trabajo que como grupo de políticos del Movimiento Autonomista hemos desarrollado en Valparaíso desde los años 2007 – 2008, desde la lucha educacional, nos ha hecho, cada vez más, ir asumiendo un compromiso con la ciudad. Las problemáticas de Valparaíso son similares a cualquier comuna empobrecida de nuestro país, de manera tal que nuestro compromiso va por construir precisamente una alternativa desde las comunas, desde las regiones, y no necesariamente desde el centralismo en la capital”, explicó.
– ¿Qué le parece enfrentarse a candidatos como Leopoldo (Dj) Méndez o Leo Rey, que si bien no tienen experiencia política, sí cuentan con el cariño de mucha gente por su trayectoria musical?
– “Me da la impresión de que lo que están esperando los vecinos y vecinas de Valparaíso es la irrupción de nuevas alternativas que, desde los movimientos sociales, desde las fuerzas políticas de cambio, desde la ciudadanía organizada, propongan una forma de administrar y de ordenar la ciudad completamente distinta. Nosotros creemos que los bloques tradicionales ya tuvieron su oportunidad y fracasaron, de manera tal que más allá de las caras, cualquiera sean éstas, lo importante es que al final son candidatos que de alguna manera apuestan por construir desde un bloque político, que en el caso de Leopoldo Méndez es la Nueva Mayoría y Leo Rey es Renovación Nacional. Entonces, pueden haber caras nuevas pero nosotros tenemos la sospecha de que es muy probable que sigan gobernando los mismos de siempre”.
– En este contexto, ¿qué le parece que conglomerados como la Nueva Mayoría o Chile Vamos apuesten por apoyar candidatos que no tienen trayectoria política?
– “Yo no tengo problema con que un candidato haya tenido una trayectoria determinada. El problema es cuáles son las ideas, cuáles son los equipos, y cuál es la forma, en definitiva, en la cual se construye una alternativa política, porque pueden haber caras nuevas, pero al final las ideas son las mismas de siempre. Y las mismas ideas de siempre básicamente son seguir construyendo un modelo de desarrollo que no asegura calidad de vida y bienestar social, un modelo de desarrollo que tiene de democrático solamente el nombre. (…) Creo que lo que se necesita hoy son ideas nuevas acompañado, ojalá, de rostros y proyectos nuevos”.
Autonomismo
– ¿Cómo ve usted el quiebre que tuvo Izquierda Autónoma hace unos meses?
– “Yo creo que el mundo autonomista está sometido a un conjunto de preguntas similares a las que distintos grupos o movimientos emergentes de hoy, y a las que quizás también durante el siglo XX, la izquierda estuvo sometida: cómo un proyecto colectivo, un proyecto político arraigado en una lucha particular, logra transformarse en un proyecto nacional. Ese desafío supone ciertas preguntas que tienen distintas respuestas y las respuestas, en este caso, dentro del mundo autonomista, fueron distintas. Y eso provocó la separación o quiebre de la fuerza. Yo me tomo el quiebre con el menor dramatismo posible. Son cosas que son naturales dentro de un campo de la izquierda que está buscando construirse y constituirse en una alternativa de mayorías y a la altura de los desafíos del Chile del siglo XXI. Estoy seguro que con los compañeros de Izquierda Autónoma con los cuales dejamos de trabajar, en el menor tiempo posible nos vamos a volver a encontrar en distintos espacios de lucha”.
– ¿Qué le gustaría para el futuro del Movimiento Autonomista?
– “Creo que el desafío que tenemos es que en los años que vienen podamos construir una fuerza política de carácter nacional inserta en la conflictividad neoliberal del Chile de hoy y con capacidad de convocatoria. Creo que ese es el desafío inmediato que tiene esta fuerza. Y eso supone varias cosas. Por ejemplo, recuperar la política, pero entendida como instrumento, como acción colectiva para poder transformar la realidad. De manera que el Movimiento Autonomista tiene un aporte que hacer en esa dirección, pero no es el único que está en dicho ámbito, sino que existen otros movimientos y fuerzas a nivel nacional y a nivel local con los cuales tenemos que generar las articulaciones necesarias para proponer un proyecto de mayorías para el país”.
– De llegar a la alcaldía de Valparaíso, ¿cuál es el principal problema que le gustaría dejar resuelto?
– “Yo creo que Valparaíso, como cualquier comuna pobre de nuestro país, tiene varios problemas. Valparaíso tiene una grave situación de abandono, es una ciudad empobrecida que no ofrece igualdad de oportunidades, hay problemas en definitiva, que guardan relación con que no se asegura a los vecinos y vecinas condiciones mínimas de vida. De manera tal que lo que tenemos que hacer ahí, que es el desafío en el cual estamos los autonomistas, pero también el marco de alianzas político y social que generó la primaria, es generar un nuevo modelo de desarrollo, una nueva forma de vivir en la ciudad que permita, a través de la participación protagónica de los vecinos y vecinas, asegurar y garantizar bienestar social y calidad de vida para todos sus habitantes (…)”.
– ¿Qué le parece la opción del Movimiento Autonomista acá en Punta Arenas, con Jessica Bengoa?
– “Me parece que el desafío que tenemos en Valparaíso es el mismo que tenemos en Punta Arenas. Esa idea de cómo la municipalidad con sus capacidades, con el rol que juega en la comunidad, se enriela en el marco de un proyecto de cambios sociales en Chile y en particular en la comuna de Punta Arenas. Ese desafío lo compartimos, cada comuna naturalmente tiene su especificidad y a mí me parece además, que el hecho de que la candidata que encabece este proyecto de cambio en la ciudad sea una dirigenta social de renombre y reconocimiento del mundo de los trabajadores como Jessica, habla muy bien de esta idea que, por lo menos los autonomistas tenemos, de que lo político y lo social son dos cuestiones que tienen que ir de la mano. Es decir, la política tenemos que tomárnosla los dirigentes sociales, la gente común, los vecinos. Y creo que Jessica expresa eso y estoy seguro que le va a ir bien”.