Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Madga Ruiz Méndez, ex presa política magallánica: “La instalación de un ascensor en la Casa de los Derechos Humanos destruiría estructuras que albergan memoria”

Por La Prensa Austral Lunes 18 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
711
Visitas

Una de las voceras de las mujeres que fueron torturadas en el inmueble de Avenida Colón 636, afirmó que el proyecto de habilitación de dicho lugar está alejado de la realidad.

Este no es un tema que esté finalizado”. Así de categórica es Magda Ruiz Méndez, ex presa política magallánica y quien representa a una de las organizaciones de Derechos Humanos que ha manifestado que las bases levantadas por el municipio de Punta Arenas -que adjudicaron al arquitecto Miguel Lawner el proyecto de habilitación del inmueble de Avenida Colón 636- no recogió la visión de todas las agrupaciones vinculadas a la demanda de justicia en los abusos y torturas perpetradas en el llamado Palacio de la Risa.

“Desde que se crearon las bases para este proyecto, el municipio cometió el error de no pedir la opinión a las organizaciones de derechos humanos. Yo hablo a nombre de la agrupación de ex mujeres presas políticas y a nosotras no se nos pidió nuestra opinión, aún cuando somos una de las pocas organizaciones que estamos constituidas con personalidad jurídica. Cuando la propuesta resultó ganadora, nos enteramos que la idea de albergar ese espacio de memoria no se ajustaba a la realidad”, señaló Ruiz, agregando que en la última exposición efectuada la semana pasada por el arquitecto Miguel Lawner, se ratificó la idea de instalar un ascensor en el lugar.

“Un ascensor, destruiría paredes que son estructuras que albergan memoria. Cuando se empezaron a realizar reuniones por parte del municipio, siempre planteamos que esos muros no debían ser intervenidos. Hay compañeros que me relataron que -al momento de torturarlos- los llevaban corriendo entre dos personas, tomados de los brazos a los lados y les golpeaban la cabeza contra esa pared de cemento”, detalló la ex presa política.

Ruiz señala que otro de los reparos manifestados a Lawner y a la Unidad Técnica a cargo de esta licitación -encabezada por la asesora urbanista Patricia Jiménez- refiere a la instalación de oficinas en el tercer piso de la infraestructura. “Todas las compañeras que pasaron por esa casa (de Avenida Colón) fueron torturadas, y allí justamente es donde quieren instalar oficinas, lo cual nos parece totalmente inapropiado y así lo hemos hecho saber”, remarcó.

Cabe indicar que la agrupación de ex presas políticas magallánicas pertenece a la red chilena de Sitios de Memoria, que es justamente el concepto que ha generado mayor polémica, por cuanto el arquitecto a cargo de la obra, refiere en sus exposiciones a la restauración de un Museo de la Memoria, tal cual lo plantean las bases redactadas por el municipio puntarenense.

La Prensa Austral intentó obtener ayer una visión del arquitecto Miguel Lawner, quien no pudo acceder a ser entrevistado debido a temas personales y de salud.