Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Magallanes registró preocupante -3,4% en resultado de la actividad económica regional

Por La Prensa Austral Jueves 20 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
193
Visitas

Una abrupta caída de 3,4% registró durante el segundo trimestre de 2015 el Indicador de Actividad Económica Regional (Inacer) en Magallanes, siendo la tasa más negativa entre las regiones, en comparación con igual período de 2014, acumulando con este resultado una disminución de 0,4%. Si bien junto con nuestra región también anotaron una contracción las de Bío Bío y Atacama, en ellas los índices sólo llegaron a -0,6% y -0,3% respectivamente.
Según lo informado por el Instituto Nacional de Estadísticas (Ine), la baja de indicador para Magallanes se explica principalmente por disminuciones en los sectores industria manufacturera y minería. El primero, por una contracción en seis de los siete subsectores que la componen, destacando la caída en la elaboración de combustibles. En el segundo sector hubo una disminución interanual en la extracción de petróleo crudo.   

Para el caso del sector hidrocarburos, el director de GeoPark Chile, Alberto Matamoros planteó que la baja en los índices está estrechamente relacionado con la caída del precio internacional del crudo que en estos días bordea los US$50 el barril, a lo que se suma un aumento en el precio del dólar, cercano a los $700. No obstante, se muestra optimista en lo que concierne a su compañía. “El precio del crudo ha estado muy por debajo de nuestras expectativas este año, pero desde el principio (2015) nos hemos enfocado en tres pilares fundamentales que son mejorar la producción, optimizar nuestros costos operativos y el cuidado de cada inversión a realizar. Hemos tenido logros muy buenos durante este primer semestre en GeoPark Chile y a nivel global hemos producido un promedio de 4 mil barriles de petróleo equivalente por día en estos seis meses. Si bien estamos atravesando un momento de crisis en la industria, GeoPark demuestra cada día que está muy preparado y se adapta rápidamente al cambio. Nuestro objetivo es siempre superar los momentos de crisis pero siempre pensando en el largo plazo de la compañía en la región”, señaló.

Disparidad regional

Los resultados negativos no dejan de llamar la atención. Por ejemplo, uno de los factores que incidió en las tasas de crecimiento en gran parte de las regiones fue el rubro de la construcción, debido al aumento de los subsectores obras de ingeniería pública y edificación no habitacional, situación opuesta a lo experimentado en nuestra región.

Al respecto el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción  (CchC), Jan Gysling manifestó la visión que existe desde el sector. “La volatilidad del Inacer en los últimos períodos ha sido muy alta, el año pasado en el cuarto trimestre (octubre – diciembre) tuvimos 8,1%, después un poco negativo (2,5% enero a marzo 2015) y ahora -3,4 (abril – junio). Pero lo más preocupante es la composición de ese porcentaje porque de todos los sectores, los únicos que son alza son la administración pública y los servicios básicos, y los productivos están todos a la baja”.

En cuanto a las alternativas para revertir el escenario, Gysling señaló que en la construcción hay una leve alza en lo referido a vivienda y una caída importante en construcción e infraestructura pública. “Eso se debe al tiempo de ‘para’ que tuvimos mientras duraba el diseño del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas. La esperanza que tenemos nosotros es que de a poco se están empezando a licitar esas obras así que en mediano plazo debería haber un incremento bastante importante en la actividad”, manifestó.

No obstante su optimismo por el anuncio del Plan de Zonas Extremas, Gysling no percibe un pronto repunte de la economía en general ya que -explica- la inversión a nivel país ha caído de manera importante. “El precio del petróleo es uno de los que afecta más fuertemente los números que tenemos y no tiene visos de repuntar y además el dólar está súper alto, nuestra economía depende de unos cuantos factores, de los cuales no controlamos ninguno. Por eso es muy importante ver cómo vamos a enfrentar la revisión de las Leyes de Excepción, ya que por ahí podría haber una llave para que podamos diseñar un crecimiento más importante de Magallanes y más diversificado en cuanto a actividades”.

Economía estacional

Si bien la contracción es considerable, cabe descartar que en el trimestre abril – junio 2015, hay sectores que experimentaron un alza como es el caso de los servicios sociales, personales y comunales, apalancado esto por la administración pública. A su vez, el factor propiedad de la vivienda evidenció un leve aumento del stock de viviendas terminadas; en tanto incrementaron sus índices el gas, agua y electricidad, especialmente por el alza de ésta última.

Para el seremi de Economía, Paul Gnadt, los magros resultados en Magallanes tienen un carácter estacional estructural. “Hay por lo general períodos de alta y baja producción. El caso de la electricidad y el gas, es contrario al resto de la economía, porque el consumo sube en invierno por razones obvias (bajas temperaturas). En el caso de las propiedades tiene que ver con un efecto de la Reforma Tributaria, donde muchas personas ven ahora una oportunidad de comprar porque creen que el próximo año las propiedades van a subir significativamente, cosa que no va a pasar”.

Agregó que el factor estacional es afectado especialmente en esta época del año porque no hay cosecha de salmón; los precios del petróleo están a la baja, derivando en menor extracción de crudo. A ello se suma la baja en la exportación de carbón, aún cuando se ha reinventado enviando el producto a otras regiones del país. “También en comercio nos afectó la restricción de la divisa a los argentinos. Ahora, comparado con el año pasado estamos más bajo, pero mejor que los anteriores y eso tiene que ver con la estacionalidad. Lo interesante es que gracias a la intervención del Estado y las políticas regionales hemos logrado que estos ciclos de altas y bajas sean menos acentuados”, finalizó.

Sectores

De los 11 sectores considerados en la medición, siete cayeron en sus índices, tres aumentaron y uno se mantuvo. Entre los que evidenciaron una caída se encuentran los silvoagropecuario; pesca; minería; industria manufacturera; construcción; comercio, restaurantes y hoteles; servicios financieros y empresariales. Subieron en tanto electricidad, gas y agua; propiedad de la vivienda; servicios sociales, personales y comunales. Se mantuvo sin variación el sector transporte y telecomunicaciones.

En este segundo semestre las regiones que registraron las mayores tasas de crecimiento en relación al mismo trimestre del año anterior, fueron O’Higgins, con 6,0%; Arica y Parinacota, en 5,7% y Valparaíso, que llegó a un 4,9 por ciento.