Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Mamá de Venus Rap: “El dolor va a ser siempre, y no se lo doy a nadie”

Por La Prensa Austral Martes 27 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
131
Visitas

“La noche está muy linda, quiero caminar”. Esa habría sido parte de la última conversación que Venus Rap, la joven Ana María Arancibia, sostuvo telefónicamente con su madre, Ana María Palma, antes de ser atacada. La mujer ayer, durante el primer día de juicio por el homicidio de su hija, declaró ante los jueces del Tribunal Oral en lo Penal revelando pormenores de lo ocurrido la fatídica noche del crimen. De igual manera, contó su versión de los hechos el acusado del crimen y el padre de la cantante de hip-hop.
Quedaron al descubierto antecedentes que a lo largo de este proceso no se conocían y fueron expuestos ayer durante la primera jornada del juicio oral, conociéndose detalles de los diálogos que la joven sostuvo en sus últimos minutos antes de ser brutalmente agredida, la noche del 27 de octubre de 2015, en las inmediaciones del puente de Avenida Frei.
Declaró la madre que Venus Rap había salido de clases, desde el Instituto Patagonia, ubicado en calle Roca y que, al ver lo agradable que estaba la noche, decidió caminar hasta la casa de su pololo, en la población Cvitanic. Sin embargo, a medio andar, la mamá le comentó que su hijo, pequeño de entonces 9 años, tenía fiebre, lo que habría hecho variar su recorrido, llevándola al punto donde habría sido atacada, en Costanera del Río Sur, a metros de la avenida Frei.
“Nos dijeron que era grave y que no había mucha esperanza y que, si llegaba a salvarse, lo más probable era que quedara muy mal, en estado vegetal o algo así”, recordó la madre al rememorar los primeros informes de salud que le dieron, cuando, junto a su esposo, Luis Arancibia Padilla, llegó al Hospital Clínico, luego que Carabineros les notificara que su hija había sido atacada.
“Ha sido muy difícil para todos comenzar de nuevo, para mi marido, en especial, pero sobre todo para Fabián (hijo de la víctima). El pidió de regalo de Navidad tener a su mamá y eso duele, quedó marcado para todos, el niño está sufriendo. El dolor va a ser siempre y no se lo doy a nadie. ¡Se lo juro, no entiendo por qué le pasó esto a mi hija, no encuentro explicación… Nos rompieron el corazón!”, relató la mujer estallando en un conmovedor llanto.
Otros declarantes
A primera hora, declaró el acusado, Edgar Ortega Silva, quien, una vez más, al igual que lo hiciera en la declaración judicial y en entrevista con La Prensa Austral, ratificó su inocencia, asegurando que, al momento de ocurrido el hecho, él estaba en su casa, situada en una parcela del sector sur-poniente de la ciudad.
Además, ratificó los dichos de la Fiscalía, respecto de que él habría ido días después al puente Frei, supuestamente, a buscar evidencia de lo que había ocurrido con su amiga, oportunidad en que cayó fracturándose un tobillo.
Consultado por el fiscal Felipe Aguirre, insistió en que nunca confesó haber asesinado a la joven madre y que lo que le dijo a una de las testigos fue que él estuvo en el puente donde habían matado a Venus y no donde él la había matado, que fue lo que se le dijo a la policía, afirmando que la otra persona habría entendido mal el diálogo.
También prestó testimonio una compañera del instituto donde la víctima estudiaba, quien habría visto llegar a Ignacio Carrera Pinto con Avenida Frei a la joven a bordo de un vehículo, del cual descendió, aunque no pudo precisar quién guiaba dicho vehículo y por qué ella no llegó al lugar a pie, como le había dicho a su madre telefónicamente.
Finalmente, quien rindió otro emotivo testimonio fue el papá de la joven, quien, sin referirse al imputado, pidió que quien haya asesinado a su hija pague de manera perpetua por el crimen, igual como a ellos, como familia, les habrían condenado de por vida a la pena de la trágica pérdida.