Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Mauricio Aros regaló camisetas de la “Roja” a dos destacados vecinos magallánicos

Por La Prensa Austral Martes 28 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
993
Visitas

Sorprendido quedó el ex jugador profesional Mauricio Aros. El otrora jugador de Universidad de Chile, Cobreloa, Feyenord de Holanda, Universidad de Concepción, Huachipato y O’Higgins, entre otros clubes, además de la Selección Chilena, visitó el Establecimiento de Larga Estadía del Adulto Mayor, Eleam, donde se encontró con Jorge Antonio Silva, ex relator y periodista deportivo y con Sergio Martinovic, ex dirigente y futbolista.

A ambos les regaló una camiseta autografiada de la Selección Chilena, y en la conversación afable en el comedor del centro, los recuerdos comenzaron a aflorar. Ahí Aros quedó sorprendido, porque tanto Silva como Martinovic le contaron de episodios que el ex crack nunca imaginó. Por ejemplo, sus inicios en el Club Deportivo Español, o cuando junto a Luis Guajardo y Ramón Abello eran los “tres mosqueteros” magallánicos que comenzaron en Deportes Concepción, a mediados de los ‘90.

El resto de los abuelitos del Eleam observaba con curiosidad, y sólo el doctor Ramón Lobos añadía un comentario a tan sabrosa conversa.

Claro que desde otra mesa, René Vidal, conocido como “Caneo”, el mismo que se hizo conocido por portar siempre un maletín, llegar a los bancos y demorarse largos minutos en la ventanilla; se sumó a los recuerdos. Le repitió una y otra vez a Aros que era de la “U”, por lo que el ex lateral y volante le prometió una camiseta del “Romántico viajero”.

“Es súper reconfortante hacer una visita de estas características, visitar a gente del deporte, a Jorge, a Sergio, más de sesenta años como dirigente deportivo. Me sorprendieron, Sergio conocía toda mi carrera, realmente me llegó a emocionar, que una persona como él sepa toda la carrera de uno”, comentó Mauricio Aros.

El ex crack quedó entusiasmado con repetir la experiencia, porque “la idea es que podamos hacer actividades como ésta, ya que es primera vez que hago una con adultos mayores, siempre me había tocado con niños, hospitales; pero la sensación es bastante diferente, es hasta duro por momentos, pero son realidades que uno no puede desconocer”, finalizó Aros.