Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

“Me siento como siempre nos hemos sentido los natalinos, como relegados, como de segundo plano”

Por La Prensa Austral Miércoles 28 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
2.151
Visitas

Médico Francisco Elgueta

El anestesista deberá ejercer su profesión en Punta Arenas, pese a su declarada intención de permanecer en su ciudad natal y seguir desempeñándose en el Hospital Augusto Essmann

 

“Estoy en una situación de resignación ante la decisión tomada. Pienso que se hizo todo lo posible para cambiar esto, pero no fue posible. Estoy muy, muy triste. Todavía organizándome, no se cómo lo voy a hacer. Esto no estaba dentro de mis planes, todavía no les he dicho a mis hijos, no he visto casa, porque todavía estoy perplejo ante esta situación”, manifestó el médico anestesista Francisco Elgueta, quien, desde el primero de enero, debería comenzar a ejercer su labor en el Hospital Clínico de Magallanes, en Punta Arenas, y dejar su ciudad natal, Puerto Natales.

El profesional se encontraba desde el año 2011 en el Hospital Augusto Essmann de Puerto Natales. Este año ganó un concurso para un cargo de planta como médico anestesista, pero que debe ejercer en la capital regional, a partir del primero de enero del 2017, pese a plantear su intención de quedarse en su ciudad natal.

Al conocer su traslado a Punta Arenas conversó con diversas autoridades, pero finalmente la decisión tomada por la Dirección del Servicio de Salud Magallanes parece irreversible.

Natales también es importante

Aunque entiende que las plantas profesionales se deben concentrar en un hospital de mayor complejidad, como él de Punta Arenas, manifestó que Natales también requiere profesionales con este tipo de contratación.

“Lo que no entiendo es el argumento que se utiliza para no tener una planta en Natales. Se dice que se puede tener un contrato de 28 horas de llamado en Natales cuando uno es a contrata, pero cuando uno es planta no se puede hacer de llamado y luego se dice que el cargo de planta es igual que el contrata, entiendo que en eso hay una contradicción”.

Finalmente la decisión de su familia fue que aceptase los requerimientos del Servicio de Salud Magallanes.

Amo esta tierra

Consultado el porqué su “batallar” para quedarse en Puerto Natales dijo que obedece a que “soy de acá, amo esta tierra, todo el mundo me conoce como soy, me gusta Natales y siento que la ciudad requiere un impulso en la parte médica”.

Siente que su ciudad necesita más médicos natalinos que se preocupen del Hospital Augusto Essmann, lo cual era un requerimiento histórico de la comunidad natalina, que veía como en el tiempo iban rotando los médicos en el centro asistencial y que tras ejercer por un tiempo abandonaban la ciudad.

Al respecto dijo Elgueta que “nosotros cuando decidimos venirnos a Natales sabíamos todo lo que íbamos a perder, sabíamos que iba a perder económicamente y profesionalmente, pero acá se gana mucho familiarmente y en ayudar a las personas. Una de las más grandes satisfacciones para un médico es sentir el cariño y el apoyo de la gente, eso vale más que cualquier otro tipo de cosas y también el sentirse útil para una comunidad que necesita que vengan profesionales a radicarse”.

Hoy resignado, aun guarda la secreta esperanza que las posiciones se acerquen y que se determine que Puerto Natales también se merece contar con un médico de planta. El feliz se quedaría junto a su esposa y sus dos pequeños hijos de 9 y 5 años.

Bajo los argumentos esgrimidos por la Dirección de Salud Magallanes Puerto Natales jamás contará con médicos de planta.

Sensación de postergación

Al respecto dijo que “yo como natalino me siento mal frente a ello. Me siento como siempre nos hemos sentido los natalinos, como relegados, como de segundo plano. Pienso que Natales se merece tener igualdad de condiciones con Punta Arenas. Creo que no es malo que Natales tenga médicos de planta al igual que la capital regional”.

El argumento histórico esgrimido por las autoridades de Salud para que el hospital Augusto Essmann no cuente con médicos estables es que los profesionales tras cumplir los años que obligadamente deben ejercer a nivel local buscan ciudades donde tengan mejor acceso al perfeccionamiento, a alternativas laborales y a calidad de vida.

Francisco Elgueta comparte dichos argumentos y por ello reconoce que Ultima Esperanza no es una plaza atractiva. Por ello dijo que “la persona que viene ejercer a Natales tiene que ser una persona que tenga una motivación especial y eso es difícil porque hay que dejar muchas cosas de lado”.