Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Microempresa familiar magallánica conquistó el primer lugar en concurso nacional de emprendimiento

Por La Prensa Austral Lunes 5 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.534
Visitas

Todavía nos parece increíble, porque a lo largo de Chile postuló tanta gente y nuestro proyecto que está recién partiendo, fue el ganador”. De esta manera, la microempresaria, Mariela Delgado Barrientos, creadora de “Playtime”, explicó la gran emoción que significó para ella y su familia conocer la noticia de que se habían adjudicado el primer lugar del concurso Emprende de Caja Los Andes, al cual postularon 5.800 pequeños emprendedores de todo el país.

“Playtime” no es una academia o un instituto. Se trata de sesiones mediante las cuales los niños pueden adquirir el idioma inglés como se adquiere la lengua materna. “Es una microempresa familiar, donde trabajamos mi esposo y yo, además de María José Mansilla, educadora de párvulos, con quien estuvimos desde el comienzo. Nosotros somos el equipo creativo. Juntos vemos que las unidades sean ad hoc a los niños, trabajamos con juegos, canciones, etc. y la idea es enseñarles inglés como lengua materna, es decir, no usamos traducciones, sino que tratamos de recrear situaciones de la vida real, para que sea todo contextualizado”, explica Delgado, quien hace algunos años, trabajó en establecimientos de prebásica en Inglaterra y pudo ver la metodología que los profesores ingleses utilizaban.

Concurso

El primer lugar consideró, entre otros premios, la entrega de 4 millones de pesos, para ser utilizado como capital de trabajo. “El año pasado comenzamos con 12 niños y hoy llegamos a 85. Entonces, se nos hizo chico el lugar. Ya estamos construyendo y este premio nos viene súper bien porque nos va a servir para implementar una nueva sala. Nos gustaría hacer una sala de juegos donde hayan distintas áreas, por ejemplo, el área de la cocina, de la ciudad, etc”, indicó la microempresaria.

Por su parte, su marido y socio, Harold Sanhueza, explicó que a futuro les gustaría reproducir una ciudad pequeña dentro de una de las salas. “La idea es que los niños puedan pasar por distintas áreas y experiencias concretas: restaurantes, colegios, hospitales, calle, etc”, afirmó.

Finalmente, la educadora de párvulos y parte del equipo, María José Mansilla, señaló que: “el primer lenguaje de los niños es el juego. Y hemos visto que esto realmente ha sido un impacto, tanto para los niños como para los padres, sobre todo de la primera infancia, porque ellos adquieren con mucha más facilidad el idioma. Por lo mismo, este proyecto ha sido tan novedoso”.