Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Ministra Rincón exigió que se determinen responsabilidades por muerte de estibador

Por La Prensa Austral Sábado 23 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
801
Visitas

Emotiva fue la despedida que familiares y amigos le brindaron ayer al malogrado trabajador Adolfo Ruiz Ortega, estibador que falleció el pasado martes tras caer contra la cubierta de un buque desde una altura de 13 metros, mientras realizaba labores de carga en la motonave Cóndor, en el muelle José de los Santos Mardones de Punta Arenas. La familia en tanto, interpuso el jueves una querella por un cuasidelito de homicidio, contra quienes resulten responsables.
Más de un centenar de cercanos acompañaron a la viuda y sus tres hijos en el servicio religioso que despidió al trabajador de 37 años, cuyos restos fueron depositados en el cementerio municipal.
Respecto de los alcances de la presentación judicial, la querella, interpuesta por el abogado Juan José Arcos, pide a la justicia encomendar una serie de diligencias al Ministerio Público, entre ellas, incautar los videos de las cámaras de la Empresa Portuaria Austral, se cite a declarar en calidad de imputados a los ejecutivos de Ultraport, y se le tome declaración a los trabajadores que respalden la supuesta orden emanada de la empresa para retirar los arneses de seguridad. La querella fue aceptada a tramitación por el Juzgado de Garantía de Punta Arenas.
Ministra del Trabajo
En tanto, desde la cartera del Trabajo y Previsión Social, la ministra Ximena Rincón (DC) le quitó fuertemente el piso al titular de su cartera en Magallanes, Carlos Abarzúa (DC), quien el jueves, aseguró que, sin importar quién fuera el responsable del accidente, la familia recibiría lo que correspondiera, aludiendo al pago del seguro que por ley se establece para estos casos.
Al parecer, dicha aseveración, a nivel central, no pareció del todo apropiada ya que en un comunicado de prensa Rincón dijo que es necesario investigar y determinar las circunstancias de muerte del trabajador en el muelle Mardones, afirmando que cualquier compensación monetaria “no va a reemplazar la vida del trabajador”.
Agregó dicha misiva que “la ministra fue enfática en señalar que ‘es fundamental determinar responsabilidades. Un seguro nunca va a reparar la muerte de un trabajador y tampoco va a ser confort para su familia’”, entendiéndose aquello, que si bien las aseveraciones del seremi pudieron haber sido bien intencionadas, no fueron las más adecuadas.