Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Muerte de ciudadana argentina detona una nueva querella criminal contra el hospital de Porvenir

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
4.629
Visitas

“Las autoridades deben velar por enviar médicos capacitados y tener los recursos necesarios para garantizar la seguridad de las personas. No es posible que a mí me digan que el traslado de mi madre era muy costoso”.
Así lo señaló ayer Fabián Esteban Villegas, empresario argentino radicado en Magallanes, quien perdió a  su madre el pasado lunes en Punta Arenas, luego de que ella permaneciera un día en el hospital de Porvenir sin que se ordenara su traslado ante un complejo diagnóstico médico.
Nieves Gregoria Riveros, de 75 años, viajaba desde Río Grande a Punta Arenas, durante el trayecto, aún en Tierra del Fuego, comenzó a sentir molestias, por lo que sus hijos decidieron trasladarla al hospital Dr. Marco Antonio Chamorro, de Porvenir, lugar donde diversas complicaciones, mayormente administrativas, retrasaron la ayuda especializada que requería la mujer, según consigna la querella criminal interpuesta en el Juzgado de Garantía.
“Somos hijos de doña Nieves, ciudadana argentina fallecida mientras transitaba por Chile, fallecida el pasado 18 de enero, cerca de las 7,44 horas, en Punta Arenas por una evidente negligencia administrativa. El 16 de enero, nuestra madre estaba de paso en Porvenir, cuando sufrió un dolor agudo abdominal y, debido a la falta de un profesional gastroenterólogo en Porvenir, fue atendida por un médico cirujano.
“Al examinarla – se agrega en la querella-, no se pudo hacer muestra de sangre, porque la persona encargada del laboratorio se encontraba con permiso y la directora del hospital no había dispuesto ningún reemplazo, por lo que nuestra madre debió esperar en la guardia hasta que el funcionario llegó desde Punta Arenas, al día siguiente.
“Además, el médico de turno nos señaló que no podía tampoco hacer la ecografía para analizar si había un aneurisma porque el personal encargado estaba de vacaciones y el Servicio de Salud no había designado a un reemplazante.
“Así fue que, habiéndose solicitado evacuación, la directora del hospital, junto con los encargados de Punta Arenas del Servicio de Salud Magallanes, no quisieron ordenar la aeroevacuación ya que no tenían plata para pagar el helicóptero, debiendo nuestra madre esperar hasta las 19 horas del día siguiente (17 de enero) para que fuera trasladada en ambulancia, junto a otros enfermos, falleciendo el día 18, debido a que la demora le impidió recibir un tratamiento médico oportuno”, señalan los hechos denunciados en la querella.
Familiares afectados
“Les pedí que le dieran el alta para que yo me la llevara; les dije que trajeran el helicóptero. Pero, no, no había plata, eso me dijeron”, reclama sobrecogido el hijo de la víctima, quien junto a su hermana, Andrea Rosana, y su abogado, Juan José Arcos, llegaron al Centro de Justicia de nuestra ciudad.
Sin embargo, quien acompañó a los querellantes fue el padre de Roxana Ruiz Rojo, Miguel Ruiz, el que, empatizando con los afectados, afirmó la creación de la Agrupación de Familiares Víctimas de Porvenir, para evitar que muertes, por falta de recursos y personal especializado, vuelvan a ocurrir en dicho recinto de salud.
Recordemos que Roxana murió al dar a luz en dicho recinto hospitalario, luego de no poder ser evacuada a Punta Arenas.
“Si las autoridades no hacen su trabajo, tendrá que hacerlo la justicia. No es posible que haya gente que esté muriendo en ese lugar por falta de profesional o porque la bencina está muy cara. Eso no tiene sentido (…) Llamo a la comunidad de Porvenir a contactarse con nosotros y dar cuenta de las cosas que están ocurriendo, tendremos asistencia jurídica gratuita. De una buena vez, hay que parar esto”, subrayó Ruiz.
Finalmente, el abogado Arcos señaló que “de haber existido un sistema de evacuación o ronda médica de urgencia, como existe en Santiago y por supuesto en otros países del mundo, la señora Nieves se podría haber salvado, nadie puede decirlo con certeza ahora, pero ciertamente una aneurisma aórtica tratada a tiempo puede ser recuperada”.