Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Mujer que lucha contra la fibromialgia valora importancia de visibilizar problema

Por La Prensa Austral Lunes 16 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
950
Visitas

Aprender a vivir con el dolor, con la sensación de entumecimiento y con la incomprensión que hay en la comunidad respecto a esta enfermedad, es parte de los desafíos que enfrenta un paciente que vive con fibromialgia. Eva Carrera Carcamo, 57 años, destacó la importancia de dar a conocer la realidad que viven decenas de personas en Magallanes y valoró la celebración del Día Mundial de la Fibromialgia conmemorado el pasado 12 de mayo.

Se trata de un síndrome que provoca dolor o aumento en la sensibilidad al dolor y una sensación de entumecimiento u hormigueo en las manos, los brazos o las piernas. De acuerdo con datos entregados por el Centro de Rehabilitación, lo padecen mujeres y en la mayoría de los casos está asociado a un cuadro depresivo.

“A mí me diagnosticaron la enfermedad como a los 45 años. Al comienzo tienes dolores e inflaciones, es como si uno estuviera quemado, pero después se convirtió en una fibromialgia a full, tenía los 18 puntos de gatillo como lo entienden los especialistas. En esos años no había resonancia, pero hace como 8 años me derivaron a Santiago y se dieron cuenta que tenía todos los puntos de gatillo”, recordó Eva.

Es una batalla contra el dolor, pero también le quedan los músculos rígidos, razón por la que asiste al Centro de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur a realizar terapias que le permitan continuar luchando contra la enfermedad.

Tuvo la suerte que la diagnosticaron inmediatamente y sin problemas, al ser una enfermedad que no todo el mundo entiende. “Es una enfermedad silenciosa que no se nota, pero la ves diariamente, cada día aprendes a vivir con el dolor, a veces menos, o más, pero vives con eso cada día, pero hay que hacerlo llevadero nomás”, afirma Eva, quien trabaja en artesanía para poder distraerse.

Si bien, añade, “aunque no existe una cura, hay muchas medidas para sentirse mejor”. Eva está medicada y realiza ejercicios, tratando siempre de vivir esta enfermedad con optimismo, lo que a su juicio es la clave para superar esta patología.