Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

“No hemos podido concretar nada ni con Sename ni con la intendencia”

Por La Prensa Austral Domingo 16 de Julio del 2017

Compartir esta noticia
102
Visitas

– El máximo directivo reflexiona sobre esta problemática y plantea que, quizás, se ha llegado a este punto porque “no se le ha dado la importancia que amerita el tema”.

Sólo elogios recibió de los jueces de Familia el Hogar Ignazio Sibillo tras las visitas del Poder Judicial en sus instalaciones, pese a que la institución ha debido ampliar su oferta, dado el aumento de menores que requieren un centro de medidas de protección. Tal es el déficit de plazas en la región que este hogar ha debido recibir niños mayores del rango etáreo para el cual están preparados para acoger.

“El hogar es una buena experiencia dentro de un sistema deficiente y la verdad es que es buena principalmente gracias a la comunidad, a los socios y empresas que de alguna manera vienen a complementar la subvención que actualmente se tiene por medio del Servicio Nacional de Menores (Sename)”, manifestó Cristóbal Bascuñán, presidente del directorio del hogar.

Cabe recordar que el Hogar Ignazio Sibillo ha pasado por momentos críticos, como cuando en 2015 anunció que cerraría sus puertas, al enfrentar problemas con la recepción del subsidio estatal. En mayo de dicho año, la entonces directora nacional del Sename visitó las instalaciones y anunció un compromiso del gobierno por superar el problema.

Las juezas de la Corte de Apelaciones y de los tribunales de Familia de Magallanes, junto con alzar la voz y clamar por un centro que permita brindar la adecuada protección a los menores y adolescentes que requieren ser apartados de sus familias, valoraron el aporte del Hogar Ignazio Sibillo, del cual no se formuló ninguna observación tras una visita inspectiva, pese a que está trabajando con sobrecupo.

Al respecto, Bascuñán agradeció los elogios hechos por las magistraturas, recalcando que se han hecho esfuerzos por mejorar y mantener la calidad de atención en beneficio de los niños. Cabe recordar que el recinto fue creado para acoger a lactantes, pero, atendida la necesidad de la zona, ahora se ha visto forzado a admitir menores entre 0 a 6 años.

“Afortunadamente en el hogar, cuando hubo niños de mayor rango etáreo, lo cual en el momento ‘peak’ fueron hasta cuatro niños, lo que se hizo fue adaptar las habitaciones del hogar para poder recibirlos… Pero hay que entender que a cierta edad empiezan a tener necesidades diferentes y eso es lo complicado”, comentó.

Finalmente, al ser consultado respecto de ampliar el hogar o la capacidad de atención, Bascuñán señaló: “Dentro de los programas que hemos conversado con el servicio, hay proyectos de emergencia y efectivamente hay un requerimiento, dada esta necesidad. Lamentablemente no hemos podido concretar nada ni con Sename ni con la intendencia. Quizás no se le ha dado la importancia que amerita el tema”, concluyó el directivo.