Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Octogenaria vecina murió esperando que Gasco le reconstruyera su casa

Por Nicolás Ulloa Martes 3 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
2.307
Visitas

La tarde del domingo se apagó la vida de doña María Marta Cárcamo, quien falleció a los 89 años de edad, a casi 9 meses que una explosión de gas destruyera su antiguo hogar de calle General del Canto, a pocos metros de Cirujano Videla. Su hija compartió con La Prensa Austral los últimos días de su madre, quien desde su lecho de muerte pidió que sus familiares siguieran hasta las últimas instancias legales para que Gasco, empresa a la que responsabilizan por lo ocurrido, pague por la reconstrucción de la casa que ella no podrá ver.

“Es doblemente triste la partida de mi madre, tiene un sabor mucho más amargo, saber con la tristeza que ella se fue de no poder volver a vivir en su casa (…) es de esperar que ahora Gasco se haga responsable, tardíamente, pero que le respondan para que ella pueda descansar en paz”, reclamó entre sollozos María Bórquez Cárcamo, hija de la antigua vecina del Barrio Arturo Prat.

El incidente

La mañana del 16 de agosto de 2015, madre e hija descansaban en su domicilio de General del Canto Nº0672, cuando un fuerte y extraño ruido alertó a la más joven, quien dio aviso a Bomberos, mientras auxiliaba, junto a otros familiares, a su madre para que encontrara refugio en una casa aledaña.

Afortunada fue dicha salida, ya que mientras se intentaba controlar la gran fuga de gas que había al costado de la vivienda, la cual provocó un estallido violento, con tal energía, que los muebles del domicilio literalmente volaron en el interior, e incluso, fueron expulsados desde el interior de la casa, derivando todo en una inflamación que luego se transformó en incendio.

Por el accidente, se inició una investigación tanto al interior de la empresa como por parte de la Secretaría de Electricidad y Combustibles (Sec), la cual en enero pasado entregó una resolución en la que castigó con una multa cercana a los 45 millones de pesos a la empresa Gasco, atribuyéndole responsabilidad en lo ocurrido.

De hecho, en su resolución la Sec indicó que “la investigación permitió establecer que la empresa distribuidora tuvo responsabilidad en la fuga de gas que afectó a la vivienda (…) la falla se originó en la tubería del empalme del domicilio, cuya mantención es responsabilidad de la empresa que suministra gas, en este caso Gasco Magallanes, razón por la cual, se le terminó sancionando”, según informaron por medio de una comunicación desde el estamento fiscalizador.

Cabe consignar que dicha multa no era compensatoria para la madre e hija afectadas, sino que a beneficio fiscal, mientras que el seguro que se aplicó a lo sucedido, no cubría ni la mitad de los perjuicios sufridos, por lo que, acompañadas del abogado Claudio Morales, iniciaron una demanda civil contra la empresa de servicios básicos.

Enorme frustración

Desconsolada estaba ayer la hija de la antigua vecina, ya que sumado a la evidente tristeza de ver como poco a poco su madre fue perdiendo las fuerzas, está la pena de saber que se fue de este mundo sin poder ver cumplido su anhelo. “Siempre nos hablaba de su casa, de que no quería seguir viviendo como allegada en casa de familiares, eso  aumenta la tristeza que tenemos como familia”.

Asegura que tras la resolución de la Sec, Gasco desapareció de sus vidas, no se acercó nunca a ellas, y muy por el contrario, no quiso recibirlas, lo que motivó que iniciaran las acciones legales.

“Esa casa representaba todo el esfuerzo de mi mamá, no es justo que falleciera esperando que le respondieran”, reclamó.

Los restos de doña María Marta hasta hoy serán velados en el hogar de sus familiares, frente al inmueble que resultó destruido. Esta tarde, a partir de las 16 horas, se realizará un responso religioso en la iglesia Cristo Obrero, y el cortejo fúnebre posteriormente se dirigirá al Cementerio Municipal para el último adiós.