Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Oscar Barreiro, el nuevo ángel clásico

Por La Prensa Austral Domingo 31 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
658
Visitas

Los asistentes al último concierto que dieron Los Angeles Clásicos en Punta Arenas, aplaudieron con mucho entusiasmo cuando Jaime Téllez, magallánico, vocalista de la legendaria agrupación, recorriendo las mesas hizo participar de una canción al también magallánico Oscar Barreiro.

Las bromas no se hicieron esperar, e incluso en la sección Pa’callao de El Magallanes, se registró la anécdota. Al terminar la interpretación el director Nano Concha alabó las condiciones vocales de Barreiro y posteriormente quiso conversar con él. El minuto exacto para el artista local, ya que Téllez había decidido alejarse de Chile y la banda buscaba ansiosa un nuevo vocalista. Así se comenzó a escribir un nuevo capítulo en la historia de Oscar.

Barreiro nació en Punta Arenas y realizó sus estudios en el Liceo Luis Alberto Barrera. Ya en la época escolar se sintió profundamente atraído por el canto. Los festivales escolares fueron el laboratorio ideal  para foguearse en el mundo del espectáculo.

Cuando revisa sus comienzos, manifiesta que fue alrededor de 1979, y reconoce en el Padre Emilio Pastori el que lo incentivó a perseverar en la música. Los Cevas, las actividades en la Iglesia y por supuesto los festivales vieron en muchas oportunidades como este joven talento se consolidaba como una promisoria figura del canto magallánico. El paso siguiente fue incorporarse a Los Encajes Blancos, allí durante diez años junto a los históricos Néstor y Eduardo Castro, Sergio Muñoz, entre otros, compartieron los éxitos de la música bailable de los ‘90.

Luego fue el grupo San Diego quien lo contó entre sus integrantes. Músico inquieto formó parte del staff de un crucero por cuatro meses desarrollando con mucho beneplácito del público su actividad de animador musical. De vuelta a Punta Arenas retomó su actividad de solista  incorporándose en diversos centros locales, siempre con la aprobación de sus seguidores.

Artista multifacético su última incursión fue junto a Yamán con quienes en 2015 realizaron exitosas presentaciones. Eso, hasta la noche en que se cruzó con Los Angeles Clásicos. Primero la buena impresión causada al director del grupo, luego las conversaciones, los ensayos y dos conciertos en Coquimbo y Santiago.

Ahora el verano lo espera con una intensa agenda de presentaciones por Chile Central. Cuenta que se siente feliz con el desafío y está en  carpeta la grabación de canciones de Orlando Salinas, que Germaín de La Fuente -el vocalista original de la banda nunca grabó- y que esperan lanzar en México. En la despedida,  se siente muy feliz del momento que vive  y quiere hacer llegar un mensaje de gratitud “agradeciendo a mucha gente que siempre ha estado al lado mío, mi familia, mis hijos  Oscar, Danissa , Francisca y mis nietos”.

Feliz retorno a Santiago Oscar y mucho éxito en los días venideros sabemos de tu talento y trabajo.