Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Oscar Sáez, vecino del edificio Nº065 de calle Santa Juana, refutó dichos del administrador municipal “No es necesario ser técnico para darse cuenta que la luminosidad antigua era mejor que la de tecnología led”

Por La Prensa Austral Martes 16 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
280
Visitas

Desde el momento en que se instalaron las luminarias led en el barrio Archipiélago de Chiloé, hubo una conversación respecto de que esas luces eran de baja calidad y el municipio afirmó que esa inquietud se iba a estudiar. Sin embargo, todo quedó hasta ahí, nunca se abordó nuevamente el tema. Es cosa de hacer memoria, porque claramente en enero de 2015, posterior a la instalación de las nuevas luminarias el municipio se comprometió a reforzar el alumbrado en este sector y eso es algo que no se ha realizado”, afirmó Oscar Sáez Soto, presidente de la Agrupación Vecinal del edificio Nº065 de calle Santa Juana.

Consultado respecto a la afirmación formulada por el administrador municipal, Claudio Flores Flores quien manifestó a La Prensa Austral que la constatación realizada por Carabineros, acerca de la baja luminosidad en la calles del barrio Chilote, adolecía de una medición técnica que respaldara la denuncia vecinal, Sáez Soto expresó que la evidencia en la  baja de la luminosidad en el alumbrado público, era comprobable a través de una visita a terreno, y no a través de una declaración. “No es necesario ser técnico para darse cuenta que la luminosidad antigua era mejor que la de tecnología led. Yo vivo en este sector y en esa calidad me hago cargo del reclamo y lo canalizo a través de mi dirigente, que es don Fredy Contreras (aludiendo al presidente de la junta vecinal Nº57). No vivo en el centro de la ciudad, ni en la Plaza Muñoz Gamero y como residente del barrio Chilote puedo afirmar que la luminosidad aquí es mala”, sentenció.

Pandillas callejeras

Para Ana Mellado Jara, quien reside desde hace cinco años en la calle Abel Macías Gómez, los temas que atañen a seguridad pública están directamente vinculados con la baja luminosidad del sector, situación que es advertida por diversas pandillas callejeras que deambulan principalmente en horario nocturno por la población Archipiélago de Chiloé.

“Es cosa de venir acá en la noche y ver cómo andan las pandillas y no son personas sólo del barrio Archipiélago de Chiloé, sino que provienen desde distintos sectores. Resulta obvio que vivimos en una población que está funcionando a oscuras y a medias. Eso está afectando principalmente a las familias que tienen niños pequeños y que desde marzo en adelante trasladan a los menores a las escuelas”, expresó Mellado.

Consultada respecto al cuestionamiento expresado por el administrador municipal Claudio Flores, respecto a la real representatividad del dirigente vecinal Fredy Contreras, quien canalizó la inquietud vecinal sobre falta de luz en la vía pública, la pobladora Ana Mellado, lamentó la distancia que el municipio establece con un sector de Punta Arenas, que ni siquiera tiene sede vecinal para poder reunirse.

“Ha sido justamente don Fredy Contreras una de las personas que ha facilitado su casa para que los vecinos podamos reunirnos, a fin de tratar de buscar solución, a diversos temas que nos preocupan como vecinos. Es bueno señalarle al alcalde subrogante (refiriéndose a Claudio Flores), que no basta sólo con hacer anuncios, hay que ser realistas y positivos”, remarcó.

Proyección de luz fija

Por su parte, Patricio Paredes Calisto, secretario de la junta de vecinos Nº57 del barrio Archipiélago de Chiloé, planteó que quienes transitan por las calles Chonchi, Castro, Ancud, Chacao y Abel Macías (entre otras), han podido apreciar que las luminarias con tecnología led que fueron instaladas desde enero de 2015 en dichos sectores, no irradian la luminosidad suficiente, generando más bien una proyección de luz fija.

“Las luces led operan muy bien en forma directa, pero no tienen amplitud hacia los lados y entre poste y poste es notorio que hay oscuridad. Si bien es cierto, hubo un compromiso por parte del municipio de volver en algunos puntos a la tecnología de sodio antigua, nunca hubo un documento escrito que los obligue hoy a cumplir con lo anunciado”, afirmó el dirigente.

Respecto a la falta de representatividad que acusó el administrador municipal en la figura del presidente de la junta vecinal Nº57, Paredes Calisto manifestó que dichas palabras reflejan la falta de cercanía que el propio municipio establece con los dirigentes vecinales, al no conocer la trayectoria de varios de ellos. “El administrador se equivoca, cuando quita representatividad a un dirigente que tiene amplia trayectoria en el cargo. El señor Fredy Contreras ha sacado a varias agrupaciones adelante, con casas, proyectos, ampliaciones y mejoramientos al entorno del barrio. Yo creo que ninguno de los proyectos de aquí, se habrían logrado, si él no los hubiera gestionado. Desconocer aquello por parte de una autoridad, no es constructivo”, subrayó.