Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas

Pacientes del Centro de Rehabilitación claman por una mejora del servicio de locomoción

Por La Prensa Austral Lunes 15 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
266
Visitas

El Centro de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur funciona a un costado del Hospital Clínico de Magallanes, cuyas instalaciones dan cabida a miles de pacientes con capacidades diferentes. Su infraestructura es catalogada como uno de los mejores recintos de su tipo a nivel nacional. Sin embargo, hoy los usuarios se enfrentan con un problema: la locomoción colectiva los deja lejos de las entradas del mismo centro.

Los buses de las líneas 1 y 6, de la empresa Movigas, son los únicos que llegan al hospital y tienen su paradero en frente de la entrada principal de éste, por lo que  los pacientes -muchos de ellos usan algún tipo de apoyo para desplazarse- que deseen ir al Centro de Rehabilitación deben descender allí y caminar hasta su lugar de atención.

Nelson Valderrama se moviliza en silla de ruedas y debe apoyarse en un bastón. Acude acompañado de su esposa, Leticia Guerra, tres veces a la semana al establecimiento. Este matrimonio viaja desde la población Fitz Roy y deben pagar cerca de $6.000 en taxi para ir a las terapias. “Debiese llegar locomoción al Centro de Rehabilitación, habilitar un paradero. Hay gente que debe pagar taxi o simplemente no puede venir”, comentó Valderrama. Su esposa, tanto, apuntó que “es dificultoso bajar tantas escaleras”.

En dicho recinto, Marcelina Sánchez espera a su hija de 29 años, la cual se encuentra en la sala de rehabilitación. “La micro llega hasta el hospital solamente. Resulta harto pesadito para quien no tiene vehículo particular”, sostiene. Una opinión similar tiene Luis Savareses, quien con su caminar pausado al tener un problema en sus piernas, añade que “la locomoción está muy mal; las micros debiesen pasar por acá”.

El acceso por Frei

El Centro de Rehabilitación tiene dos accesos, uno por Avenida Frei y otro por la parte posterior del Hospital Clínico. El primero presenta una pendiente que, según algunos usuarios, es muy pronunciada y por tanto difícil de subir por los tratantes del recinto.

Algunos pacientes plantean como la solución más viable cambiar el recorrido de los microbuses para así contar con una parada más cerca del Centro de Rehabilitación. Ellos advierten que es necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto prontamente, ya que durante el invierno factores como la lluvia, escarcha, nieve y los fuertes vientos podrían generar accidentes para aquellos que deben caminar varios metros hasta el flamante establecimiento.