Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Paredes-Margoni, el enfrentamiento de dos “realizadores” por la alcaldía de Natales

Por La Prensa Austral Domingo 31 de Julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
387
Visitas

La elección a alcalde en la comuna de Natales pareciera no tener misterio y no se requiere ser un experto en política para vaticinar que probablemente Fernando Paredes será reelegido por un tercer periodo consecutivo en octubre próximo.
Sin embargo, en esta ocasión enfrenta a un empecinado contrincante que sabe de triunfos y de crear “maquinarias” electorales. Se trata del ex alcalde Mario Margoni, quien estuvo al frente del municipio entre el año 2004 al 2008, siendo elegido como independiente con una alta votación (5.814 votos) superando al alcalde en ejercicio, el Demócrata Cristiano, Tolentino Soto, quien logró 2.684 preferencias en esa oportunidad.
Al concluir su mandato, Margoni no se repostuló luego de una buena gestión, en general, donde destacaron varios proyectos que hoy son parte del paisaje de la ciudad como son el rodoviario; el mejoramiento del estadio municipal (cancha sintética, baños y oficinas); las veredas estampadas en el centro de Puerto Natales; la construcción de las poblaciones Juan Pablo II, Campos de Hielo Sur y Mirador de la Esperanza (fue entregada durante la gestión de Fernando Paredes); el Cesfam; y la compra del terreno para el emplazamiento del nuevo edificio municipal y su diseño arquitectónico, entre otros.
Nuevo escenario
La elección de Margoni el 2004 como independiente  (luego de renunciar a la DC) provocó que los militantes y  simpatizantes de la entonces Concertación tuvieran que elegir entre dos hombres salidos de sus filas. Con ello se rompió la “disciplina” electoral que mostraba este sector, lo cual se ha venido reflejando en las posteriores elecciones municipales, donde un importante número de personas que votaban por la Concertación lo hacen sin remordimientos por el Udi, Fernando Paredes, priorizando su exitosa gestión antes que su militancia.
En la última elección municipal, Fernando Paredes obtuvo 5.537 votos (70,07%) y su contrincante, la demócrata cristiana María Isabel Sánchez, 2.366 votos (29,93 %). En esa elección, los sufragios válidamente emitidos fueron 7.903, 129 blancos y 132 nulos.
Sin embargo, en materia de concejales la ex Concertación logró 3.363 votos; la Alianza 1.962; los regionalistas, 266; y los independientes Felipe Muñoz, 1.690 votos, y Alfredo Alderete, 476 preferencias. Siendo elegidos finalmente un independiente (Muñoz), un socialista, un DC, un PC y dos Udi.
De este modo, casi 1.000 votos de la Concertación decidieron votar “cruzado” y optaron por Fernando Paredes.
Por ello, queda de manifiesto que el primer esfuerzo que deberá realizar Margoni para enfrentar con alguna posibilidad a Paredes es lograr unir tras de sí a la Nueva Mayoría y luego acercarse al voto independiente para contar con una opción de llegar al municipio.
Un candidato seguro
Por su parte, Fernando Paredes se muestra tranquilo, lo avala una gestión que podría calificarse de exitosa en cuanto a realizaciones e inversiones logradas para la comuna. Entre ellas se deben mencionar el Polideportivo; el nuevo hospital de Natales; el mejoramiento de sedes vecinales y de clubes sociales y deportivos; el nuevo edificio municipal; la Avenida Ultima Esperanza; pavimento de calles y veredas de la ciudad; Plaza de Armas Arturo Prat; edificio Costanera; nuevo aeropuerto, entre otros, lo que en su último periodo totaliza a la fecha más de $60 mil millones en obras.
Sin embargo, en el último tiempo han surgido críticas e, incluso, denuncias a organismos fiscalizadores sobre el uso de recursos y mala ejecución de proyectos, las que hasta el momento continúan siendo investigadas.
Pese a ello ha logrado con el tiempo, más allá de su militancia política, representar a ciudadanos de distintas tendencias ideológicas. Lo ha favorecido el haber contado en sus dos periodos con concejales que lo han respaldado abiertamente y que se sienten orgullosos de ser parte de su gestión, pese a ser de la Concertación, hoy Nueva Mayoría.
Más allá de sus capacidades y gestión, la elección de un candidato es algo más bien subjetivo y dependerá mucho de lo que cada uno de ellos sea capaz de mostrar en los próximos meses. Ello, tomando en cuenta que se enfrentan a un escenario distinto al que había hace cuatro o 12 años. Hoy deben convencer a un electorado cada vez más desconfiado y escéptico del actuar de la política y más exigente con los eventuales liderazgos.