Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Patinaje artístico sobre hielo: estudiantes rescatan la identidad cultural regional

Por La Prensa Austral Sábado 28 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
548
Visitas

“Ahora los niños no conocen lo que es un par de  patines. Con este proyecto queremos dar la oportunidad de que los chicos conozcan las cosas que se hacían antes de que nacieran, devolviendo un aspecto importante de la identidad magallánica en invierno”, explica el instructor Pardo

A comienzos de mayo se dio inicio en la Escuela España un proyecto deportivo que involucra a estudiantes de quinto hasta octavo básico, que contemplaba realizar clases de danza y patinaje sobre hielo. Esta iniciativa está vigente actualmente y finalizará el 29 de julio con una presentación artística, en donde los participantes serán los protagonistas. El proyecto consiguió salir adelante ya que se adjudicó un Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart), el cual fue presentado por la profesora de danza Fabiola Argüelles, Michelle Latka y Carlos Pardo, instructores de patinaje artístico sobre hielo.

El objetivo de la iniciativa es rescatar una tradición arraigada de la región al momento en que antaño las lagunas se congelaban, instancia en la que todos los habitantes de nuestra ciudad aprovechan para practicar el patinaje recreativo. Además, el proyecto busca potenciar el desarrollo de este deporte entre las nuevas generaciones.

“Si bien el patinaje es un deporte, la gracia entre otras cosas, es darlo a conocer como cultura. La idea es rescatar una actividad que antiguamente se desarrollaba en Magallanes y era muy común. Ahora los niños de educación básica no conocen lo que es un par de  patines, lo ven y dicen que es un zapato con un cuchillo. Con esto queremos dar la oportunidad de que los chicos conozcan las cosas que se hacían antes de que nacieran, lo que tratamos de hacer es devolver un aspecto importante de la identidad magallánica en invierno”, explicó Pardo.

Trascendencia y difusión

Otros de los enfoques del proyecto era que tenga trascendencia y alcance a niños que tienen menos oportunidades de acceso a tales actividades, es por ello que la Escuela España fue la beneficiada, logrando que toda la implementación, traslado y clases sean completamente gratis.

En un principio el espacio recreativo comenzó con 30 alumnos, pero en el camino algunos han presentado licencias médicas o simplemente no les gustó la disciplina, quedando reducidos en 20 participantes (3 niños y 17 niñas). Lamentablemente no se puede ir agregando gente, ya que el proyecto se basa en un cronograma de aprendizaje que hace imposible que alguien llegue a mitad de lo planeado.

Clases de danza

Los jóvenes tienen dos clases de danza con Fabiola Argüelles, los martes y jueves de 15,30 a 17 horas en el mismo establecimiento educacional. Por su parte, las instrucciones de patinaje se hacen en la pista de hielo de la Zona Franca los miércoles de 17,30 hasta 19 horas, mientras que los viernes son de 15 a 16,30 horas, los encargados son Michelle Latka y Carlos Pardo.

Según explica el instructor, para hacer patinaje sobre hielo hay que tener cierta condición física distinta, en donde la danza ayuda muchísimo a quién lo practica, aprenden a expresarse con el cuerpo, además desarrollan la motricidad y crecimiento muscular. Es así que los alumnos poseen otra condición para adaptarse mejor a la disciplina sobre el hielo.

“Los que se han quedado se han mostrado muy motivados y han avanzado súper rápido, no han tenido mayores problemas, de hecho, algunos se destacan mucho, mostrando gran afinidad con la disciplina. Los chicos también han desarrollado la personalidad, se olvidan que hay otras personas mirándolos y han dejado la vergüenza de lado”, precisó Pardo.

Aspectos positivos

El instructor agrega que entre los aspectos positivos y resultados tempranos que se pueden apreciar, es que los estudiantes han aumentado su concentración, si bien en un principio la vergüenza los hacía bromear y no prestar atención, paulatinamente fueron dejándolo de lado y ahora captan mucho mejor las instrucciones, reteniéndolas de forma efectiva hasta la próxima clase.

Por el momento el proyecto no tiene planes para el futuro, la intención es replicar la idea en otros colegios, cuyos alumnos tengan dificultades de acceder al patinaje, pero aún queda ver los fondos a los cuales se puede postular y además de concretar otras coordinaciones necesarias para complementar la iniciativa.