Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

PDI recuperó más de una tonelada de cobre sustraído a empresa de maquinarias

Por La Prensa Austral Miércoles 20 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
824
Visitas

La Brigada Investigadora de Robos de la PDI (Biro), específicamente, los detectives del Grupo Especializado en Bienes Robados, lograron ayer dar con más de una tonelada de alambre de cobre que había sido sustraída de las dependencias de una empresa del rubro petrolero. Lo insólito del hecho, fue que pese a la enorme cantidad de metal sustraído, la firma afectada sólo se dio cuenta de lo ocurrido al ser alertado por la policía.
Libre, a la espera de citación de la Fiscalía, por el delito de hurto agravado, quedó un trabajador de la empresa Petreven, tras ser detenido por la PDI, luego que diversas indagaciones, en el marco del monitoreo que tiene la policía civil en comercios que podrían ser utilizado para la reventa de especies obtenidas de manera ilícita, permitieran establecer que había una sospechosa comercialización de alambre de cobre de parte de una sola persona.
Así lo detalló el jefe de la Biro, subprefecto, Jorge Sánchez, explicando que “en total se incautaron 1.308 kilos de cable de cobre (…) durante una fiscalización hecha el lunes, en un local de venta de metales, se detectó en la revisión de una de las actas de procedencia, el que una persona había vendido una cantidad importante de cobre, llamándonos la atención la calidad y conservación del metal, entonces con eso, se trabajó con el departamento de análisis, detectando que esta misma persona, en meses anteriores, había hecho ventas también de importancia”, detalló.
Con lo anterior, se encontró a la persona, que habría reconocido su participación, explicando que se valió del hecho de ser trabajador de la empresa, y conociendo las falencias de seguridad de la firma, para, poco a poco, trasladar en su vehículo el metal y comercializarlo parceladamente.
La empresa avaluó preliminarmente el material sustraído en cerca de 9 millones de pesos, iniciando un arqueo interno para determinar el alcance de los perjuicios. Además, desde la firma se precisó que el material sustraído correspondía al empleado para el cableado de la maquinaria que utilizan.