Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Pensionada de 84 años perdió sus ahorros a manos de estafadores telefónicos

Por La Prensa Austral Viernes 21 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
545
Visitas

 

Los delincuentes que han hecho del “cuento del tío” su sistema de vida no cesan de poner a prueba sus más increíbles embustes. Una de las últimas víctimas en Punta Arenas en caer en manos de estos timadores, fue una mujer pensionada de 84 años, quien perdió sus ahorros.

La víctima, quien solicitó la reserva de su identidad, fue embaucada por desconocidos que, telefónicamente, la engañaron para que les transfiriera dinero, a fin de salvar a su hijo, quien se había visto involucrado en un accidente de tránsito. La mujer, incluso, se vio en la obligación de pedir dinero prestado a vecinos para poder cumplir con lo requerido.

Los hechos ocurrieron el reciente viernes 14 de agosto. Era cerca del mediodía cuando la mujer recibió la primera llamada, en la que un falso oficial de Carabineros le advertía que su hijo había participado de un accidente de tránsito, siendo responsable del presunto episodio policial.

Desde el otro lado de la línea telefónica los estafadores exigían una compensación económica para no entablar acciones legales contra el hijo de la mujer.

Frente a tal escenario, la octogenaria vecina no lo pensó, y fue a buscar su pensión de casi 200 mil pesos y la depositó en una cuenta Rut. Esto no le bastó a los autores del engaño, ya que al día siguiente, volvieron a llamar a la mujer exigiendo más dinero, a lo que ella nuevamente accedió.

Por tercera vez, el lunes 17 de agosto los timadores volvieron al “ataque”, oportunidad en la que la pobladora tuvo que pedir prestado dinero para transferir a una cuenta Rut, tras lo cual el ficticio oficial policial le aseguró que el tema había sido zanjado, salvando a su hijo de verse afectado por una denuncia en su contra.

La anciana dio cierta credibilidad al llamado telefónico, pues días antes su hijo había viajado a Ultima Esperanza como trabajador de campo, por lo que había perdido contacto con él.

Ella sólo se dio cuenta de que había sido afectada el miércoles de esta semana, cuando la misma voz del falso capitán de Carabineros la volvió a llamar, pero ahora fingiendo ser otra persona, dejando en evidencia que querían embaucarla nuevamente. Esto la puso en alerta, evitando de este modo ser nuevamente estafada.

Tras perder sus ahorros y el dinero que se vio en la obligación de solicitar prestado ante su desesperación, todo lo cual suma 550 mil pesos, la víctima se atrevió a denunciar el hecho ante Carabineros. Los antecedentes fueron remitidos a la Fiscalía junto a los nombres y números de cuentas Rut donde depositó más de medio millón de pesos.

Asume que no recuperará su dinero, y lamenta haber pecado de ingenua, pero por sobre todo, teme que alguien pueda tomar represalias en su contra por denunciar el hecho, evidenciando el miedo hacia sus victimarios. Cree que se trata de personas que la conocen, pese a que en la mayoría de estos casos, son delincuentes que actúan fuera de la región. Fue la razón por la que pidió la reserva de su identidad o su domicilio tras conversar con La Prensa Austral.