Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Pérdidas por $10 millones dejó incendio que afectó a fábrica de cecinas en Porvenir

Por La Prensa Austral Viernes 8 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
390
Visitas

Pérdidas por 10 millones de pesos fue el triste saldo del incendio que a tempranas horas de ayer afectó al taller industrial y la mayor parte de la maquinaria de producción de la prestigiosa fábrica de cecinas anexo carnicería Pic-Nic de Porvenir, propiedad del pequeño empresario Héctor Arancibia Draguisevic, ubicada al interior de su domicilio particular de calle Mariano Guerrero 243.

El incendio estalló a eso de las 8 y media de la mañana en el sector de elaboración de los embutidos, en los que trabaja el propio dueño de la pequeña empresa, extendiéndose rápidamente al resto de la instalación, por lo que tras darse la alarma, acudieron a combatir el siniestro dos unidades del Cuerpo de Bomberos.

El propio afectado relató en medio de la amargura del momento vivido, que él estaba trabajando desde muy temprano en la planta, cuando un fuerte estallido lo sobresaltó y comprobó que había surgido fuego en la dependencia aledaña. Reaccionó tratando de apagar las llamas con una manguera, pero la escasa presión no fue suficiente para contener el incendio, por lo que de inmediato acudió a la casa para proteger a su esposa y verificar que esté bien, en atención a que sufre varios males de salud.

Dijo que fue un vecino el que llamó a Bomberos al ver el fuego y el espeso humo, que se debía a que ya estaba ardiendo el producto elaborado, luego comenzó a quemarse el mobiliario, la maquinaria de fabricación, los congeladores e incluso una máquina nueva, aún sin sacar de su envase, que esperaba instalar una vez que modificara una dependencia del taller. “¡Ahi está, todavía embalada!, se quemaron todas”, lamentó.

Detalló que además perdió mucha carne, barriles llenos de tripales y diversa materia prima, por lo que junto a las máquinas perdidas avaluó lo destruido en unos 10 millones de pesos, “y quizás me quede corto. Lo principal es que a la casa no le pasó nada”, acotó. En medio de la desgracia sufrida, agradeció la labor de los voluntarios de Bomberos, que acudieron en escasos minutos y la ayuda prestada por sus vecinos, cuyo trabajo conjunto logró sofocar el incendio y que no se extendiera a su hogar.

Por su parte, el capitán de Bomberos, Rogers Aguilar, indicó que en forma preliminar, el origen del siniestro estaría situado en la inflamación de algún calefactor al fondo del inmueble, que fue donde el propietario escuchó la explosión, pero se esperará el peritaje respectivo para determinar con mayor exactitud la causa exacta.

La destruida fábrica de cecinas Pic-Nic gozaba de gran prestigio a nivel regional, gracias al sabor y calidad de sus embutidos, carnes y kastradina y hasta su local de ventas acudían -además de sus clientes porvenireños- numerosos compradores de Punta Arenas, Puerto Natales y del sector argentino de Tierra del Fuego, por lo que la destrucción de sus instalaciones fue lamentada por la comunidad fueguina. Ello llevó a que ayer mismo, el gobernador Alfredo Miranda anunciara que va a estudiar algún tipo de ayuda al pequeño industrial afectado, a través de los numerosos proyectos de emprendimientos que ofrece el gobierno (Corfo o Sercotec).