Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín
Ocurridos en sectores de Agua Fresca y San Juan

Peritos de Carabineros de Santiago investigan incendios forestales

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
206
Visitas

Un total de 79,9 son las hectáreas de vegetación que el fuego destruyó los pasados días 2 y 7 de enero, cuando dos incendios afectaron predios en los sectores de Agua Fresca y del río San Juan, al sur de Punta Arenas, siendo esta última la zona más perjudicada. A raíz del daño al ecosistema, la intendencia inició acciones legales contra quienes resulten responsables, por lo que la Fiscalía de Punta Arenas solicitó la concurrencia de personal del Departamento Prevención de Riesgos, Forestal y Medio Ambiente OS-5 de Carabineros, especialistas en la investigación de causas de incendios de esta naturaleza, para realizar el trabajo investigativo y técnico que determine las circunstancias en que se originaron los siniestros.

El pasado martes, el equipo del OS-5, integrado por el sargento 2° Marco Gaete y el ingeniero forestal Francisco Flores, junto a personal del Laboratorio de Criminalística (Labocar) de Punta Arenas, concurrieron a los sitios afectados a realizar las pericias. La idea era buscar vestigios que permitan esclarecer la dinámica del fuego en ambos casos, y a su vez levantar hipótesis que permitan establecer el punto de inicio en ambos sucesos, rastreando la zona en búsqueda de evidencia que pudiera ser atribuida a un eventual autor.

Según explicó Flores, ambos incendios no estaban muy distantes, pero tenían distintas direcciones de viento. En San Juan, se presentó desde diferentes frentes, y en Agua Fresca sopló de norte a sur.

El trabajo realizado en ambos sitios, responde al método investigativo en base a las evidencias físicas, en donde “a través de los vestigios o elementos afectados por el fuego que quedaron en el lugar, se puede realizar la reconstrucción del incendio, observando las propagaciones y el grado de daño que poseen estos elementos”, explicó el profesional.

En San Juan se realizó una inspección en terreno de toda la zona afectada, en un recorrido que comprendió 10 kilómetros aproximadamente, para así poder determinar dónde se inició el incendio forestal, conforme a la propagación del fuego y los rastros que el siniestro dejó. De esta manera, agregó el ingeniero forestal, “se pudo acotar el área de inicio, teniendo certeza de los hechos ocurridos, donde se observa en principio una propagación superficial y aérea por medio de pavesas, o elementos incandescentes que viajan de un punto a otro, originando nuevos focos de fuego”.

La diligencia, permitió constatar en el sector de San Juan, rastros de fogatas, presencia de colillas de cigarro y basura, sin ser ésta una zona habilitada para camping, y tampoco para encender fuego al encontrarse expuesta al viento.

En el caso del incendio de Agua Fresca, iniciado el sábado 2 de enero, dado a que parte del siniestro se encuentra en terrenos privados, no fue posible periciar el punto señalado por la Conaf, como lugar donde se habría iniciado el incendio, por ende las hipótesis en este caso aún no están definidas.