Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Pesar por muerte de recordado abogado Pedro Antonio González

Por Cristian Saralegui Jueves 10 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
1.437
Visitas

A la edad de 86 años dejó de existir a comienzos de semana en la capital, el recordado abogado Pedro Antonio González Ascencio, quien se caracterizó por otorgar defensa jurídica gratuita a favor de los más desposeídos durante el cuarto de siglo que vivió en Punta Arenas.

González Ascencio era casado y padre de seis hijos. Era todo un caballero, que solía vestir a la usanza antigua. Su fallecimiento caló hondo entre sus ex colaboradores y las numerosas amistades que dejó en la zona. El abogado y bachiller en Letras y Filosofía, ejerció desde 1972 en Magallanes y sirvió de manera ininterrumpida labores en el Obispado de Punta Arenas, siendo estrecho colaborador del entonces obispo Tomás González en algunas causas de derechos humanos, sin aceptar pago alguno de la Iglesia durante el régimen militar. Había nacido en Parral el 29 de junio de 1929.

Luego de 20 años de trabajo eclesial en poblaciones en Santiago, en Punta Arenas fue formador del Comité Pro Paz creado por monseñor Raúl Silva Henríquez. En tal condición, representó a los primeros prisioneros políticos y no políticos, en los 18 Consejos de Guerra, sin importar doctrinas políticas, ni credos, sino su calidad de personas, hasta que advino la Asamblea de la Civilidad en 1982. Don Pedro nunca se acobardó a pesar de saberse seguido por los servicios de inteligencia o ser objeto de allanamientos en su oficina. Durante 23 años fue procurador del número de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, sin recibir remuneración. También fue docente y asumió la defensa de los prisioneros argentinos y “espías”, además de proporcionarle vestuario y comida. Siempre reconoció que no tuvo estudios regulares. Aprendió a leer durante el Servicio Militar.

A Punta Arenas llegó con su esposa y sus seis hijos, como abogado de Carabineros, atraído por la asignación de zona que percibían dichos funcionarios públicos. El año 1997 se trasladó a vivir a Santiago. Sus funerales se realizaron este miércoles en el Cinerario del Parque del Recuerdo, en Recoleta, Santiago.