Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Piden que licitación del transporte público de pasajeros sea declarada desierta

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Abril del 2016

Compartir esta noticia
644
Visitas

La necesidad urgente de que se reconsidere el actual proceso de licitación del transporte público de pasajeros en Punta Arenas y, que por cierto se declare desierta, formularon ayer representantes de la Asociación de Dueños de Taxibuses.
En conversación con La Prensa Austral, el secretario de los asociados, Noel Valenzuela Levancini, expuso con preocupación las actuales condiciones en que se desarrolló ayer la apertura licitatoria, la cual contó con tres oferentes: Inversiones Australes Spa, por $150 millones; Asociación Dueños de Taxibuses P.A, con $200 millones y Transportes Ruiz, por la suma de $ 385 millones. El Estado, indican, exige hasta $202 millones, en caso de que todas las máquinas sean a petróleo.
“Se debe dejar constancia, que al momento de la apertura de la licitación, ninguna de los participantes, adjuntó la boleta de seriedad de la oferta, cuyo valor supera los $175 millones, motivo suficiente para declarar desierta la licitación, situación por la cual quedarían en igualdad de condiciones. Lo anterior, como consecuencia de los altos valores exigidos en el proceso, que en definitiva limita y desincentiva la participación de oferentes, debiendo considerar aún, entregar por parte del adjudicatario, una boleta de ‘fiel cumplimiento de contrato’, el que supera los $600 millones”, expuso el dirigente gremial.
De igual modo, la Asociación hizo presente que el proceso no se ajusta a la realidad regional. “Se exige un servicio de monitoreo por GPS, para el seguimiento de las máquinas en recorrido, pidiendo tiempos a cumplir. Pero esa situación es limitada en tiempo invernal y es un aspecto que atentaría a la seguridad vial, entre otros”.
Querella contra ex dirigentes
De este modo y contrario a las expectativas, los ex empresarios de taxibuses indicaron no haber podido acreditar ser dueños de un terreno ubicado en prolongación Martínez de Aldunate, el cual fue adquirido en su oportunidad por sus socios, para utilizarlo como terminal de buses.
Este les habría permitido hipotecarlo para presentar la boleta de seriedad de la oferta exigida, pero por encontrarse a nombre de dos ex dirigentes -quienes pretendían su propiedad-, aún esta situación los mantiene en juicio. “Por este motivo vamos a interponer otra querella en contra de ellos, por los daños económicos y morales provocados, de llegar a perder en este proceso de licitación”, refrendó Valenzuela Levancini.
Continuidad al sistema
La Asociación asegura estar preparada para asumir la responsabilidad del transporte público de pasajeros en Punta Arenas, a partir del 1 de junio próximo. “Movigas deja formada la empresa, sólo se debe dar continuidad al sistema, con mínimas modificaciones en lo estructural y personal. Eso sí, habrá que darle a la organización el sello personal, empresarial y social magallánico”.
Apoyo de parlamentarios
En este contexto, los 36 socios de este gremio se encuentran esperanzados de retomar su antigua función laboral, iniciada a fines de los años 60’ y que tomó fuerza en los albores de los 70’, operaciones que se extendieron hasta el año 2008. “Por eso recurrimos y exigimos el apoyo de nuestros parlamentarios, en el sentido de interceder ante quienes correspondan, para disminuir las barreras y exigencias preliminares, como los valores exigidos en las famosas boletas de garantías”, expusieron.
Asociación de taxibuses
La Asociación de Taxibuses de Punta Arenas, fue creada durante los años 70 y se mantuvo en operaciones hasta el año 2008 -aproximadamente-, llegando a trabajar hasta con 130 máquinas. La insostenible competencia creada por los taxis colectivos, la falta de apoyo gubernamental y la mala gestión de sus directivos, derivó en el cese en la continuidad de este servicio, aseguran los socios.
En esta licitación las garantías exógenas a ofrecer, el gremio consideran por cierto la sede social ($45 millones), ubicada en el barrio 18 de Septiembre; un terminal, por $130 millones y una hipoteca sobre las máquinas por adquirir, si fuera necesario. La Asociación plantea que participará de la licitación, comprando los 61 buses de Movigas -pagando al contado- y 15 buses petroleros Euro 5 cero kilómetros.