Necrológicas

Seremi de Agricultura frente a la cacería autorizada por el Sag: “La carne del guanaco se va casi toda a exportación”

Por La Prensa Austral Viernes 8 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
743
Visitas

La autoridad del sector legitimó la medida, que apunta a un manejo sustentable de los recursos.

La secretaria regional ministerial de Agricultura, Etel Latorre, justificó la medida adoptada por el Servicio Agrícola y Ganadero (Sag) de autorizar la caza de 500 guanacos en la comuna de Torres del Payne, como una forma de controlar la sobrepoblación de estos camélidos al interior de la provincia de Ultima Esperanza.

Planteó que el Sag se encuentra realizando una vigilancia acuciosa del proceso y todo ello se da mediante un orden prolijo. “No hay que olvidar que esta medida de manejo está aceptada por todas las entidades internacionales que velan por el manejo sustentable de los recursos naturales y las cuotas de extracción son una de ellas. Esto permite a su vez, que las personas que habitan estos territorios, logren de alguna manera ver al guanaco como algo útil, no como una competencia para el pastoreo de las especies domésticas”.

Al respecto, la autoridad del Agro en Magallanes sostuvo que se están desarrollando diversas mesas de trabajo en que se analiza cómo optimizar dicho manejo. “No solamente es pensar en la carne, que se va casi toda a exportación, aunque también hay bastante consumo en la región y en el norte del país. También tenemos que fijarnos en que la fibra es apreciada, tiene la misma calidad que la de las vicuñas, que es muy conocida por el mercado europeo, por lo que es ahí donde apuntamos para llevarla”.

La cacería se abrió en junio pasado y se extenderá hasta septiembre, a cargo de la empresa Mac Lean, quien solicitó la autorización respectiva.

Manifestación en las redes sociales

La autorización para cazar medio millar de guanacos machos generó diversas reacciones a través de las redes sociales. El Facebook de La Prensa Austral recibió numerosas opiniones, algunas de las cuales reproducimos en esta edición:

Eduardo Díaz Sepúlveda deja entrever que la caza no sería la única alternativa de solución. “¿Y si restringen más la velocidad y suben las alambradas? ayudaría a conductores y guanacos? recordemos que somos nosotros los invasores en su hábitat… y bueno algunos conductores creen que esos caminos de tierra son autopistas o hacen rally, no todos, pero es cosa de irse a velocidad razonable y pasan por el lado tirando piedras y asustando a los guanacos”.

Gustavo Montenegro Osorio señaló que hace algunos años, en una reunión en la gobernación de Tierra del Fuego, en que se encontraban presentes las principales autoridades regionales del Agro de la época, pidió la palabra y sin ser un entendido del tema, propuso que “en lugar de eliminar los guanacos, que según los ganaderos, tanto daño les causa, sean capturados vivos y trasladados a las zonas del norte, centro y sur de nuestro país, en que años atrás habían también grandes masas de este precioso camélido, pero que a causa de la cacería, fue extinguido”.

Francisco Zapata, fue más duro en su crítica. “Resulta que los métodos de caza deben cumplir ‘el respeto ético de la caza’, como si la caza fuera ética y humanitaria. Todo porque el ganadero Juan Mac Lean, propietario de la empresa Sociedad Comercial Mac Lean, dueña del frigorífico del mismo nombre, lo solicitó y el Sag autorizó la caza de 500 ejemplares, a balazos”.

Molesta con las críticas se mostró Cristina Alejandra. Preguntó a los opinantes: ¿Y si a alguno de ustedes o a sus familiares más cercanos, se les atravesara uno en medio de la carretera, de manera imprevista y tuvieran algún accidente trágico por este motivo, seguirían pensando lo mismo?????? No estoy ni a favor ni en contra, yo también creo que los animales tienen el mismo derecho que todos los seres humanos. Sólo quiero que hagan el ejercicio mental. Cuando el tema nos afecta personalmente, siempre la opinión es otra”.

Entre quienes se encuentra a favor de las definiciones del Sag en esta materia, se encuentra Lucy Ojeda. “Me parece bien, eso sí la carne deberían comercializarla, es muy buena y saludable, no tiene grasa. La recomiendo para estofados y también a la parrilla”.