Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Por falta de quórum suspenden sesión del Concejo donde se entregarían detalles del Museo de la Memoria

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
260
Visitas

Aunque la ausencia de los ediles Vicente Karelovic, Juan José Arcos, David Romo y Andro Mimica impidió llevar adelante ayer la sesión extraordinaria de Concejo Municipal donde se abordarían los detalles sobre el proyecto de restauración y habilitación del Museo de la Memoria, el alcalde Emilio Boccazzi decidió igualmente dar curso a la exposición del arquitecto Miguel Lawner. El profesional, arribó desde Santiago, para entregar pormenores de la iniciativa, la que en diciembre del año pasado, resultó ganadora de la licitación 2349-4-LS15, subida al mercado público en el mes de septiembre de 2015, por el municipio puntarenense.

Tras veinte minutos de espera de los concejales faltantes, a una sesión que debía partir a las 15,30 horas, el alcalde entregó las disculpas respectivas, tanto a Miguel Lawner, como al público presente en el Salón Carlos González Yaksic del Palacio Montes y que estuvo integrado principalmente por personas vinculadas a organizaciones locales de derechos humanos.

“Quiero pedirle las disculpas a usted (dirigiéndose a Lawner) y a las personas que han venido a una sesión de Concejo Municipal que no podrá ser realizada por falta de quórum, dado que se requiere un mínimo de cinco concejales para poder llevarla adelante. Sin embargo, vamos a hacer el mismo trabajo, solamente que no va a tener la misma solemnidad. Y lo lamento, porque esta sesión fue convocada con la suficiente antelación, como para haber tenido el quórum mínimo requerido, así es que lo invito a llevar adelante su exposición y al término de ella, poder dialogar sobre las dudas que surjan”, afirmó Boccazzi en momentos previos a la intervención del arquitecto santiaguino, quien conoció la región a partir de su detención en isla Dawson, tras el golpe de Estado del 73’.

Proyecto

Dando a conocer antecedentes históricos de la llamada Casa de los Derechos Humanos -ubicada en Avenida Colón Nº636- y que fue uno de los centros de detención y tortura política en Punta Arenas, a partir del 11 de septiembre del 73’, Lawner partió su exposición donde detalló la distribución de espacios que habilitarán el futuro Museo de la Memoria.

Según lo expresado por el arquitecto, el itinerario del inmueble será organizado bajo tres grandes hitos históricos. Por un lado, el genocidio de los pueblos originarios de Magallanes; la historia de represión de organizaciones obreras de principios del siglo XX y los hechos políticos que marcaron el golpe de Estado del 73’, así como los sucesos de resistencia en Punta Arenas, bajo el régimen militar.

El profesional además explicó que serán alrededor de 20 áreas (o ambientes) las que contemplará la restauración de la Casa de Avenida Colón, inmueble que tendrá el acceso por un pasaje lateral que permitirá a quienes lo visiten, hacer el ingreso por la misma entrada “por la cual eran llevados quienes fueron detenidos y llevados a este recinto en calidad de prisioneros políticos”.

Lawner dijo que se dispondrá de un área destinada a recordar la masacre de las etnias de la región, así como los sucesos de isla Dawson. A ello, se agregará un área que recordará, los hechos que marcaron la matanza de la Federación Obrera del año 1920 y un pasaje que situará los sucesos del llamado “Puntarenazo”, del año 1984, entre otros.

Asimismo, un lugar destinado a rememorar la situación de tortura política asestada a las ex presas políticas magallánicas, tendrá un espacio de relevancia. A todo ello, Lawner agregó que en la parte trasera del recinto se integrara un lugar de venta de souvenirs, así como una sección de cafetería.

Principales reparos

Una vez culminada la exposición de Lawner, fue el concejal Mario Pascual, quien cuestionó que el proyecto se centrara más bien en los hechos centrados en isla Dawson, dejando de lado otros sitios “donde la tortura fue de mayor rigor”. En la misma línea, el edil señaló que el proyecto no guardaba relación con enaltecer un sitio de memoria, concentrando mucha información, que dispersaba el sentido de los hechos producidos puntualmente en el ex llamado “Palacio de la Risa”.

Una crítica similar fue la vertida por Ana Marlen Guerra, integrante de la Agrupación Hijos y Nietos por la Memoria, quien agregó que en torno al proyecto presentado por Miguel Lawner “faltó recoger la demanda mayoritaria de las organizaciones de Derechos Humanos que guardan relación con que el espacio efectivamente, se hubiera proyectado como un Sitio de Memoria”.

Cabe indicar que el proyecto que restaurará la Casa de los Derechos Humanos cuenta con fondos que bordean los 150 millones de pesos, aprobados en enero de 2015 por el Consejo Regional de Magallanes.