Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Precandidato a alcalde de Punta Arenas, Víctor Aguilar Oyola: “Los candidatos de la NM y la derecha deberían hacer un mea culpa antes de seguir asumiendo cargos de responsabilidad social y política”

Por Carolina Ruiz Domingo 14 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.253
Visitas

– El actual consejero de la Sociedad Civil anunció que participará del proceso generando una propuesta ciudadana que nazca desde los vecinos.

Ya son varios los precandidatos que públicamente han manifestado su intención de participar del proceso eleccionario municipal, que se realizará en octubre de este año.

Uno de ellos es el dirigente social y consejero de la Sociedad Civil, Víctor Aguilar Oyola, respaldado por la Organización No Gubernamental (ONG) La Vecindad, quien pretende incursionar en el mundo político desde una mirada distinta, generando una propuesta ciudadana que nazca desde los vecinos. “Los que hemos decidido habitar en política a través de la organización territorial percibimos con preocupación que las políticas públicas que se implementan, ya sea desde el gobierno regional como de la municipalidad, no tienen mucho que ver con nuestras necesidades y no van apuntando a solucionar las reales demandas que nos apremian”, postula el dirigente.

– A partir de esta realidad, ¿cuál es su propuesta?

– “Esta precandidatura a la alcaldía es una disposición a que otros también se sumen a este empeño. Es necesario entusiasmar a vecinos para que generen candidaturas al Concejo Municipal. Sólo de esta manera se logrará que la voluntad política se incline para el lado de los ciudadanos. Muchos son los espacios de nuestra comuna que faltan ser representados y que deberían participar en las próximas elecciones municipales: el sector periurbano, el voluntariado, los jóvenes, los organismos territoriales, entidades funcionales, agentes culturales y deportivos, un sinnúmero de activistas que trabajan diariamente en el territorio, que conocen las necesidades y, lo más importante, que saben qué hay que hacer y cómo se hace. Un Concejo Municipal con este nivel de representación permitirá una acción municipal más democrática y eficiente”.

– ¿Cómo evalúa la actual gestión municipal?

– “Si de algo han carecido los últimos gobiernos comunales, es precisamente de gestión. Hemos sido gobernados, en los últimos diez años, por grupos políticos provenientes de la extinta Concertación, hoy Nueva Mayoría (NM), que han convertido la municipalidad en una bolsa de empleo que sólo dan réditos electorales a quienes gobiernan, pero que presentan en su gestión la inexistencia de un diseño de ciudad, con liderazgos débiles e inexpertos en áreas de desarrollo comunal fundamentales, como el desarrollo comunitario, la seguridad pública, educación, cultura, turismo y otras. Esto sucede cuando en los puestos claves se pone a los más fieles al partido y no a los más capaces, de acuerdo con las demandas del cargo”.

– ¿Quién lo está apoyando en esta precandidatura?

– “Los que conocen mi trabajo y mi historia. Soy puntarenense, salesiano, profesor y activista. Me apoya la gente de la ONG La Vecindad, con la que hemos trabajado en el territorio hace un buen tiempo como resistencia organizada y movilizadora. Cuento con el respaldo de líderes vecinales de entidades funcionales y territoriales, con los que hemos empujado la organización de la Sociedad Civil en la comuna. Cuento con el respaldo de quienes me votaron para ser consejero nacional de la Sociedad Civil y vicepresidente del Consejo, y cuento con el apoyo de toda esa gente con la que trabajo y converso a diario, que intuye que éste es tiempo de los ciudadanos, que no vamos a esperar más y que tenemos las competencias y el conocimiento necesario para ofrecer a la comuna una gobernabilidad diferente a lo que nos han venido ofreciendo ‘los mismos de siempre’”.

– ¿Cómo ve el escenario respecto a los otros candidatos que se han anunciado?

– “Respeto sus convicciones y espero que podamos hacer una campaña con contenido, con propuestas medibles, lejos del populismo y la demagogia. Pienso que los candidatos de la Nueva Mayoría y la derecha deberían hacer un ‘mea culpa’ antes de seguir asumiendo cargos de responsabilidad social y política. La información que como ciudadanos tenemos nos dice que estos partidos políticos han venido gobernando a espaldas de nosotros, aliados con el empresariado. No pueden venir y decir ‘Oiga yo quiero ser alcalde o concejal’, mientras los partidos que representan aún no dan cuenta del saqueo al Estado realizado en los últimos veinte años. Esto no es menor porque cuando quien ostenta el poder se concentra en el enriquecimiento personal, se olvida de la gente, se olvida de la igualdad y los derechos comunes. La diferencia más evidente con la mayoría de los otros candidatos, es que mi precandidatura nace desde el activismo, no sólo de la opinología política”.

– ¿Cuáles serían los principales desafíos de una eventual gestión municipal?

– “Que sea una gestión que incline la voluntad política hacia los vecinos y el territorio. La gestión municipal se ha distanciado de la gente y se relaciona con ella sólo a través de eventos artísticos y deportivos. Es necesario fortalecer el trabajo territorial de los diversos agentes municipales, para tener la mayor cantidad de datos a la hora de tomar decisiones. En Punta Arenas hay más de 650 organizaciones de la sociedad civil, vecinos que se han organizado en fundaciones, ONG, agrupaciones, juntas de vecinos, voluntariados, clubes deportivos, centros de padres, organismos de la salud, de la tercera edad, etc; cada uno con sus demandas particulares. Son éstos los que deberían ser fortalecidos en sus orgánicas y gestiones, porque son la base de movilidad social y perciben a diario las necesidades y aspiraciones de los vecinos. Mientras siga gobernando el duopolio, la intervención social seguirá en crisis. Dejando escapar muchos desafíos en una eventual gestión, me parece primordial enfrentar el fracaso de nuestra educación municipal. Pienso que desmunicipalizar es centralizar. (…) Urge una intervención curricular a la Corporación de Educación que nos permita conectar nuestras escuelas, con las necesidades sociales y económicas, diversificando la oferta curricular desde los ámbitos de la agricultura y el turismo, hasta los del deporte y la cultura”.