Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Presidente de salmoneros responde a consejero regional por destino de residuos de esta industria en Magallanes: “Ni un kilo de salmón va al mar”

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
807
Visitas

La industria genera los siguientes desechos: tripas, esquelones, cabezas de salmón además de ensilaje de la mortalidad. Los primeros tres desechos principalmente se procesan en la planta de Aquaprotein (Porvenir), donde se obtiene aceite y proteína en polvo de alto valor nutricional y, en menor cantidad, se despachan a plantas de la Región de Los Lagos para obtener aceite y harina de pescado. Vale decir de las plantas de proceso prácticamente no hay residuos orgánicos. Ni un kilo de salmón va al mar”.

Así respondió el presidente de la Asociación de Productores de Salmón y Truchas de Magallanes AG, Drago Covacich McKay, a la inquietud expresada el lunes por representantes del Consejo Regional (Core) de Ultima Esperanza, quienes plantearon que “es trascendental evaluar cuál es el manejo de los residuos industriales y desechos que maneja hoy la industria salmonera en Magallanes”.

En particular, fue la consejera Antonieta Oyarzo quien expuso tal aseveración, derivado ello de los planteamientos que su par Tolentino Soto, dio en apoyo de los pescadores de la Región de Los Lagos. Al respecto, la consejera agregó que “acá no hay relleno sanitario que pueda recibir estos residuos y en nuestro territorio la industria salmonera también presenta no sé qué cantidad de toneladas de salmón muerto, pero si estos están siendo vertidos al mar, hay que ver en qué zonas y tomar las medidas precautorias”.

Procesos

En tal sentido, Covacich explicitó el procedimiento que aplica a las mortalidades de los centros. “Como son de poco volumen de acuerdo a la legislación, hay dos maneras de tratarlas. Una es la incineración y, para la gran mayoría de los casos, se hace ensilaje. En cada centro hay una plataforma exclusiva para procesar la mortalidad, se muele y desnaturaliza -para evitar su descomposición-, se envasa para traer a puerto y, una vez en tierra, se trasvasija a camiones cisterna para llevar a su tratamiento en plantas de la Décima Región. Allá extraen el aceite y el resto lo tratan o envían a vertederos autorizados para recibir líquidos”. 

Considerando los bajos índices de mortalidad de nuestra región, es preciso señalar que un centro produce dos a tres metros cúbicos mensuales, lo que equivale a 3 ó 4 camiones al mes. “En otros países este ensilaje de pescado se usa para el mejoramiento de praderas, tema que puede ser muy interesante para esta región”, dejó entrever el presidente regional de los salmoneros.

Mortalidades masivas

Con respecto a un escenario en que pudieran darse mortalidades masivas, como en la Décima Región, Covacich, se mostró claro en su visión. “Tal como señala el señor intendente -Jorge Flies- hace poco más de un año tuvimos un evento de mortalidad de dos centros en el fiordo Poca Esperanza en Natales, sin embargo toda esa mortalidad se llevó a la Décima Región. Una reacción rápida, ya que en la región las empresas que operamos tenemos permanentemente 4 ó 5 barcos en movimiento de smolt desde piscicultura a los centros. Ante emergencias, se suspenden esas operaciones y los barcos se ponen a disposición de evacuar los peces muertos”, precisó.

Poco probable

Covacich planteó que las condiciones oceanográficas y climatológicas de nuestra región, hacen muy poco probable que un evento de esta naturaleza (Bloom de algas o falta de oxígeno) ocurran al mismo tiempo en el fiordo Almirante Montt, seno Skyring, Capitán Aracena o canal Cockburn, que son los lugares donde hoy se cultivan salmones en Magallanes, con distancias que entre sí superan las 150 millas.

Demanda de Chiloé

Junto con lamentar la situación que afecta a la Región de Los Lagos, el ejecutivo indicó que si bien se ha llamado a generar estudios que ayuden a determinar las causas e impactos en la mentada tragedia ambiental, “es un hecho de la causa que las varazones no son sólo en Chiloé, sino también en otras regiones, no olvidar las ballenas en sectores del golfo de Penas; la langosta enana hace algunos días en el norte; la fragata portuguesa; jibia, etc. Son temas que se deben estudiar. Nosotros que vivimos en zonas extremas entendemos la impotencia de la gente de Chiloé y que su pliego de peticiones va mucho más allá que el problema de la marea roja”.

Finalmente, Covacich afirmó que el gobierno y dirigentes deben trabajar en una solución integral en este tema, fijando un programa de trabajo para abordar todos los puntos con plazos determinados y mientras, levantar los bloqueos que empiezan a dañar gravemente a todos, pobladores, turistas e inversionistas, como también a otras regiones que usan a Puerto Montt como cabeza de playa para unirse con Chile. “Esto demuestra que la deuda con las zonas extremas es mucho mayor a lo que distintos gobiernos han tratado de tapar con algunas leyes para zonas extremas y que cada cierto tiempo los tecnócratas de Hacienda quieren recortar o cambiar para distribuir lo mismo. Es muy distinto vivir en una isla o en regiones isla como la nuestra. Esperemos que estos shock ayuden a reaccionar al centralismo nacional y no queden en un lindo discurso”.