Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Proeza de piloto de Dap permitió rescatar a tres científicos desde un mar congelado

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
3.182
Visitas

Sus provisiones se agotaban. Esa era la angustiosa situación que debieron enfrentar 3 de los 12 científicos de la Dirección General de Aguas (DGA) que a fines de abril iniciaron una gran travesía hasta el sector de los fiordos de Campos de Hielo Sur, para realizar una serie de mediciones en dicha área, pero que debieron sortear adversas condiciones climáticas para salir del lugar.

En primera instancia, 9 de los 12 expertos lograron abandonar el área en condiciones muy difíciles utilizando un bote zodiac, permaneciendo “varados” los tres restantes, que se encontraban a la altura del estero Peel, fiordo Calvo y glaciar Amalia, distante a más de 230 millas náuticas desde Punta Arenas de navegación aérea.

A raíz de la contingencia, acudió en rescate personal de Dap Helicópteros a bordo del EC-135 CC-CCA, comandado por el piloto Marcelo Lira y el tripulante Rafael González, lográndose la extracción de los científicos el martes 10 de mayo. “Esta extracción se estaba coordinando y tratando de realizar desde el sábado 7 de mayo, ya que una lancha que prestaba los servicios de apoyo y transporte que estaba en el lugar, no pudo cruzar para retirarlos desde los puntos de medición donde trabajaban los científicos, quedando distante a 27 millas de ellos”, señalaron desde Dap.

La razón de lo anterior estuvo, según indicaron, en el congelamiento del mar “que resultaba durante estos días con una capa de hielo de 30 centímetros de espesor. Recién a las 13,30 horas se consiguió llegar a la extracción, ya que las condiciones climáticas y la falta de puntos de carga de combustible no hicieron posible llegar antes”, indicaron desde la compañía aérea regional.

Rescate

Se pudo establecer que a los científicos les restaban tan sólo dos días de comida, mientras las condiciones climáticas empeoraban, permitiendo ello apenas una breve ventana de tiempo para que el helicóptero pudiera ingresar para su salvataje. De hecho, el helicóptero debió volar a 7 mil pies de altura e ingresar directamente al sitio, en un vuelo muy complejo. “Sin duda, una odisea que afortunadamente resultó exitosa, salvando a los científicos y su valioso equipamiento de esta dura situación”, acotaron.

Una vez rescatados, los investigadores y su equipamiento a bordo del EC-135 de Dap Helicópteros, llegaron al helipuerto del recinto de la Empresa Portuaria Austral en Punta Arenas, en condiciones de bajísima visibilidad y contando en total más de 6 horas de vuelo.