Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Proyectan para mañana completar trámite municipal para entrega de 206 viviendas

Por Juan Tapia Martes 2 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
241
Visitas

Estamos firmando la redacción de las escrituras públicas que debieran haber estado listas como hace dos meses, que lo debería haber hecho la entidad patrocinante El Canelo”, manifestó con atisbos de tranquilidad y ansiedad Gustavo Cárdenas Pérez, presidente de la agrupación Integración 2012, grupo 1, quien concurrió en la mañana de ayer hasta la notaría Trincado, en calle Roca Nº809, para llevar a cabo uno de los últimos pasos antes de la esperada entrega de las viviendas, suceso que según él estaba agendado para el mes de abril, lo cual conllevó a que se efectuara una manifestación el domingo recién pasado en las inmediaciones del conjunto habitacional ante la dilación de dicho proceso.

Según precisó el delegado vecinal, los representantes de la entidad patrocinante llegaron hasta el ente certificador a eso de las 8 de la mañana para acelerar las diligencias, consiguiendo la redacción y la tan anhelada firma de las escrituras públicas, las que fueron derivadas hacia los organismos municipales que concluirán con el procedimiento antes de que el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) realice la entrega oficial de las propiedades, que se alzan al frente del complejo penitenciario de Punta Arenas, en Avenida Circunvalación, sector surponiente de la ciudad .

“Ya teniendo las escrituras públicas ante notario, ahora se va a la Tesorería Comunal donde tienen que darle la firma, el timbre y la aprobación, para que pase al Serviu y estaríamos más o menos listo con ese trámite, si es que le dan la importancia que se merece para que se haga la entrega”, aseveró Cárdenas.

Del mismo modo, pasadas las 15 horas un grupo de personas beneficiadas con viviendas de este conjunto habitacional se hizo presente en el Concejo Municipal de Punta Arenas, llevado a cabo en la sala “Carlos González Yaksic” del edificio consistorial, para ejercer presión en la agilización de los trámites de recepción municipal que -según ellos- tienen una duración de dos días.

“Nosotros no somos los mandantes de la constructora, aquí quien debería estar dando respuestas y dando la cara es la dirección del Serviu y el gobierno regional, porque en definitiva ustedes están trabajando con un subsidio, pero hay recursos del Estado incorporados ahí”, se defendió el alcalde Emilio Boccazzi Campos, comprometiéndose a apremiar la situación con las firmas y aprobación de las escrituras públicas delegando las responsabilidades correspondientes a la Dirección de Obras Municipales y de la Tesorería Comunal, para que sean devueltas al Serviu, organismo que podría realizar la entrega oficial de las viviendas posiblemente a finales de esta semana.

Mayor vigilancia
y asumir los gastos
de los robos

Otro de los hechos que gatilló la manifestación ocurrida la noche de anteayer fue la “ola de robos” que se ha producido en algunas de las 206 propiedades que conformarán la nueva villa “Mirador del Estrecho”, situación que según Javier Romero, administrador de la obra y representante de la empresa a cargo Ebcosur, estaría asegurada. 

“Eso siempre ha sido así, nunca ha estado en duda. La constructora es la responsable hasta que se entregue la obra al propietario. Yo cumplí con todo lo que la constructora tenía que cumplir y hoy día quien tiene la pelota es la entidad patrocinante. Ellos son los que tienen que hacer sus trámites para que puedan entregarle las casas a la gente. Si de mí dependiera, yo les hubiese entregado las viviendas hace un mes y medio, porque yo tengo que gastar en guardias, tengo que hacerme cargo de los robos y a mí no me conviene seguir dilatando más esta cuestión”, enunció.

Al mismo tiempo, Romero comunicó que desde ayer la cantidad de vigilantes y serenos aumentará para reforzar la cuestionada seguridad que ha evidenciado los hurtos en los inmuebles, desmintiendo además que los guardias fueran solamente dos para las 206 casas.

“Eso no es así, nosotros hemos tenido, desde el principio y desde que terminamos de construir la obra siempre resguardada con al menos tres o cuatro serenos durante la noche y hoy día (ayer) estamos aumentando a seis serenos a solicitud del Serviu, pero siempre ha estado la obra resguardada. Obviamente yo no le voy a decir a mis guardias: oye anda y enfréntate con el sujeto que está allí, porque efectivamente vale menos un calentador que la vida de una persona”, puntualizó.