Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

“Que el Estado se haga cargo de sus universidades es una responsabilidad que siempre debió tener”

Por La Prensa Austral Domingo 8 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
102
Visitas

Silvia Leiva
sleiva@laprensaaustral.cl

“La idea es impulsar un equilibrio entre lo que es la educación pública y la educación privada, lo que implica que el Estado se haga cargo de sus universidades, que es una responsabilidad que siempre debió tener y no debió dejarlas abandonadas a su destino porque eso significa que el mercado se hace cargo para que sobrevivan. Eso ha llevado a que la participación del sector público en la formación sea cada vez menor”.
Así lo planteó el jefe de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación, Francisco Martínez, al abordar con El Magallanes el proceso de reforma y sus principales ejes.  Partiendo del diagnóstico de una oferta privada de educación superior creciente, con un aumento de la carga familiar respecto a lo económico y la nula regulación del Estado en esta materia, afirmó que el diseño de la reforma ha agregado los criterios de equidad y pertinencia al ya existente de calidad.
“Queremos calidad, a través de reformar la Agencia de Calidad para mejorar los estándares; equidad e inclusión, de manera que quienes tienen menos recursos puedan integrarse a la sociedad con igualdad de oportunidades reales; y pertinencia, en cuanto al rol del apoyo de las instituciones al desarrollo de las regiones esté mejor logrado”, aseguró.
Martínez, quien estuvo en Punta Arenas a propósito de la ceremonia de inauguración del año lectivo de la Universidad de Magallanes, encaró los reparos que han venido desde las instituciones públicas, señalando:
“El potenciamiento de las universidades estatales, esperamos que ocurra a través de financiamientos basales a las instituciones, por lo tanto, es parte de la tarea que tenemos que hacer”.
Cuestionamientos
a la gratuidad

– ¿Cómo reciben los cuestionamientos sobre la cobertura que alcanzó la gratuidad, que de acuerdo a la Confech no supera el 14%?
– “Sobre la cantidad de estudiantes beneficiados, hay que recordar que ésta es una primera etapa y no es el estado final. Entonces, hay que ponerlo en su contexto: ésta es sólo una primera etapa, que, además, se realiza con la legislación actual y, por lo tanto, con las restricciones actuales, que en el Parlamento tuvo una modificación importante que dejó fuera a los institutos profesionales y a los centros de formación técnica. Fue bajo estas condiciones que se entregó el beneficio.
“Aun así, fue significativo para los estudiantes de las universidades que tienen su gratuidad, fue valorado por sus familias. Además, es importante para los jóvenes que ven que van a poder estudiar gratuitamente.
“Hay que poner el acento en aquellos que se pudieron matricular, que realmente lo necesitaban y pudieron acceder. Vamos a ir ampliando el beneficio y es una política que va a tener un gran impacto en la sociedad en su conjunto porque la gratuidad es un antídoto a la exclusión. El efecto de largo plazo es muy grande”.

– ¿Los estudiantes han señalado que es una “beca de arancel” que no soluciona el problema de fondo?
– “Aquí es bueno explicar que no es una beca. En primer lugar, porque los estudiantes no pueden ir de un lugar a otro transportando sus becas. En segundo lugar, porque las becas son un sistema en el cual las universidades pueden ir fijando los aranceles, por lo tanto los aranceles pueden subir y los estudiantes terminan pagando un copago creciente. En este caso es gratuidad y no hay copago, además el precio de los aranceles es regulado y no se pueden cobrar los valores que determinen las instituciones, es decir, son instrumentos diferentes”.

– ¿Los estudiantes han propuesto aportes fiscales directos a las universidades estatales para potenciar el trabajo que desarrollan?
– “El gobierno lo planteó en su programa desde el inicio. El potenciamiento de las universidades estatales, esperamos que ocurra a través de financiamientos basales a las instituciones, por lo tanto, es parte de la tarea que tenemos que hacer.
“Más aún, el último año ya teníamos aportes diferenciados para las universidades estatales y este año también hubo un aporte basal, a pesar de las restricciones presupuestarias. De esta manera, se está llevando a cabo esta política y va a poder desarrollarse dependiendo de la disponibilidad de recursos, pero ya está instalada y las universidades estatales ya tienen un financiamiento separado del resto”.
Potenciamiento del
Crédito con Aval del Estado

– ¿Hay un potenciamiento del Crédito con Aval del Estado?
– “Es bueno aclararlo porque efectivamente el Crédito con Aval del Estado (Cae) tuvo un incremento en el presupuesto, pero la razón es técnica y no política. Es un tema técnico, ante que los bancos cambien de actitud respecto de participar en el Cae.
“El incremento se definió para hacerse cargo de la posibilidad de que los bancos dejaran de estar interesados en apoyar con financiamiento al Cae y, por lo tanto, el Ministerio de Hacienda debió proveer recursos en la línea del crédito por si eso ocurría. Pero, la política es igual, no se está potenciando el Cae y no se está dando más, es simplemente para financiar el acceso de los alumnos en las mismas condiciones que antes”.

– ¿Comparte los resultados de la Fundación Sol respecto de una mercantilización del Cae?
– “La política del gobierno es desmercantilizar, la gratuidad es un primer paso, pero es la Reforma Educacional la que establece el proceso en la cual, por la vía de la regulación y del financiamiento diferente, cambia las condiciones de mercantilización y la transforma en una relación en que las instituciones tienen un mayor compromiso con los estudiantes.
“Las instituciones que entran a la gratuidad tienen la regulación de precios, quedando fuera inmediatamente el mercado y la ley de oferta y demanda”.
– ¿Cuáles esperan que sean los resultados finales de este proceso de Reforma Educacional al final del actual Gobierno?
– “Esperamos una ley que permita las mejores regulaciones del sistema, respecto de la probidad y el uso de los recursos, en particular del tema del lucro, que no haya lucro en las instituciones que no deben lucrar y que esté garantizado, que los alumnos tengan acceso a la gratuidad y a la educación superior. Que el sistema de educación técnica y profesional inicie un proceso de mayor desarrollo y pertinencia.
“Por una parte, queremos calidad, a través de reformar la Agencia de Calidad, mejorar los estándares, equidad e inclusión, de manera que quienes tienen menos recursos puedan integrarse a la sociedad con igualdad de oportunidades reales y pertinencia en cuanto al rol del apoyo de las instituciones al desarrollo de las regiones esté mejor logrado”.