Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Reaparición de falla geológica en ruta fueguina pone en “jaque” al Gran Premio

Por La Prensa Austral Domingo 26 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
5.691
Visitas

Los problemas de conectividad nuevamente afectan a los fueguinos. Esta vez -y tal como sucediera hace una década- la misma falla geológica que todos los años causa más de una preocupación importante a la Dirección Provincial de Vialidad de Tierra del Fuego obligó a cerrar la Ruta Y-71 (Porvenir-Onaisin) en un tramo importante poco antes del sector de Los Canelos.
Con ello se extreman las distancias desde y hacia el sur de la isla, los demás destinos del Cruce de Onaisin, estancias de Bahía Inútil y frontera con Argentina y con esto se pone en “jaque” la realización del próximo Gran Premio de la Hermandad, al menos, por su trazado tradicional.
Según explicó ayer Alejandro Hernández, jefe provincial de Vialidad, debido a las últimas e intensas precipitaciones de lluvia y nieve y a que existe un manantial subterráneo que tiene en forma permanente reblandeciendo el terreno del camino a Onaisin, esta vez se hace imposible sólo reparar la porción dañada, como se hace todos los años. Ante ello, deberá acometerse un plan de trabajo mayor en la zona, lo que obligó a declarar intransitable 700 metros de la ruta señalada.
Quiebres, desplazamiento
y hundimiento profundos
Específicamente, informó el jefe vial, la falla muestra esta vez un hundimiento profundo y desplazamiento significativo del suelo arcilloso, con quiebres que en jerga caminera se denominan “talones”; grietas profundas sin fondo visible (“que si se le mete un chuzo podría perderse”, declaró) y un terreno claramente reblandecido. La falla muestra quebraduras tanto transversales como longitudinales al camino y ocurre a 25 kilómetros de Porvenir, en el tramo conocido -irónicamente- como Las Quebradas.
“Sería riesgoso incluso poner a trabajar un equipo de Vialidad, ya que por su peso podría hundirse o caer cerro abajo, debido a lo blando del terreno”, indicó el personero. Es tanto el problema, añadió, que para poder ejecutar obras con maquinaria se va a tener que esperar a que se oree el suelo, para recién intentar trabajar en todo el amplio sector.
Por lo detallado, la porción de camino fue declarada intransitable, ya que quizás únicamente un vehículo 4×4, con mucha precaución y uso de tablones, podría pasar por el sector, pero no es prudente ni aconsejable, advirtió Hernández.
Las alternativas
Ante tanta dificultad, evitó entregar una fecha precisa o tentativa para solucionar el problema, planteando como única alternativa para llegar al cruce de Onaisin y el destino final (Timaukel y sur de la isla, la frontera con Argentina o las estancias del área), es hacerlo por el camino a Cerro Sombrero, con un recorrido que puede, en algunos casos, llegar al doble de lo normal.
Esto quiere decir que si un residente en Cameron debe llegar a ese destino desde Porvenir, en vez de los 142 kilómetros que lo separan de la ciudad fueguina, deberá hacerlo en 248, utilizando la Ruta Y-65, luego la CH-257 y finalmente la Y-85. Y quien llega desde Argentina a Porvenir, en vez de emplear los 141 kilómetros “normales” desde la frontera, deberá recorrer 210 kilómetros (con un pequeño tramo pavimentado en la Ruta Internacional) para arribar a destino.
El mandamás de Vialidad fueguina apuntó que siempre se ha trabajado en el lugar amagado, con intervalos anteriormente prolongados, pero en los últimos años (y específicamente en los últimos días), han intervenido cada 15 días para mantener la huella estable. Pero, con lo observado en las últimas horas, la única posibilidad para mantener el tránsito por el sector es recurrir al camino de verano que desde el sector de Crucero asciende al cordón Baquedano, lo que facilitaría el tráfico vehicular en cuanto a las distancias.
Sin embargo, advirtió que la ruta por el cordón sólo se considera de verano, por la acumulación de nieve y hielo en su cúspide, y por el barro del deshielo y la lluvia que hacen reblandecer el terreno. Por lo mismo, están viendo la posibilidad de meter a trabajar un tractor, que no poseen en Porvenir, por lo que será necesario traer equipos desde Punta Arenas.
¿“Jaque” al Gran Premio?
Respecto a la dificultad que implica el corte del camino para la próxima edición del Gran Premio de la Hermandad, recordó que una vez -hace algunos años- sucedió algo parecido y la carrera se hizo por el camino de Primavera, lo que podría ser la solución. Lamentablemente, ayer los dirigentes de Adelfa estaban en la frontera, para la reunión binacional previa de coordinación, por lo que no fue posible obtener la versión de los dirigentes de esta entidad o del Club de Volantes.
“Lo que pasa es que tampoco podemos ganarle a la naturaleza, ya que ésta es una falla geológica que existe allí y con esta situación de lluvia y barro no se puede avanzar mucho, porque es riesgoso meter ahí un vehículo. Por eso, el periodo para subsanar la falla es indeterminado. Hay que recordar que hubo un año en que estuvo cortado el camino casi un mes… y eso que entonces el problema fue en periodo de verano”, terminó evocando el representante de Vialidad.