Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Rector de la Umag: no hay mecanismos de control de fondos públicos en las universidades privadas

Por La Prensa Austral Sábado 22 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
163
Visitas

Luego de que el Ministerio de Educación introdujera nuevos cambios a los requisitos que se exigirán a las instituciones de educación superior para que sus estudiantes puedan acceder al sistema de gratuidad, el rector de la Universidad de Magallanes, Juan Oyarzo Pérez, planteó que de esta manera se aumenta la cobertura a instituciones que recibirán subvenciones sobre las cuales no existe un mecanismo de control o de fiscalización de los recursos entregados.

“Creemos que el punto que señala que también accederán a gratuidad las universidades privadas fuera del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile (Cruch), que tienen 4 años de acreditación o 3 incluida el área de investigación, es preocupante, porque aunque son muy pocas las instituciones que cumplen con esa condición, el tema es que se están cambiando las condiciones, porque se suponía que era solamente el Cruch, y ahora otra vez se está ampliando esta cobertura”, expresó con preocupación.

Sobre esto, sostiene que “a mí me confunde que el Estado entregue platas públicas a las universidades privadas, porque la plata se entrega a las instituciones y no a los estudiantes. Y es plata de todos los chilenos que a nosotros nos controlan con varios mecanismos que no operan en las privadas. Es por eso que esperamos que prontamente se instale la Superintendencia para que supervise a todas estas universidades”, enfatizó.

Cabe destacar que el Ministerio de Educación determinó, en una primera etapa, un grupo de instituciones elegibles: las 25 universidades que conforman el Cruch y los Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales que estén acreditados y tengan una personalidad jurídica sin fines de lucro. Además, para 2016, las universidades privadas que estén acreditadas por cuatro años o más, no deben tener como integrantes de la corporación o fundación universitaria sociedades comerciales con fines de lucro y deberán considerar representantes en sus estamentos estudiantil y/o funcionario en algún órgano de gobierno superior del plantel, de acuerdo con sus estatutos.

Conforme a los antecedentes que se manejan a la fecha, la gratuidad viene para los quintiles 1,2 y 3, es decir, para los primeros 5 deciles, que en nuestro caso corresponde a 1.100 estudiantes, es decir, al 30 por ciento de la matrícula en la Universidad de Magallanes.

A eso se suma que hay un diferencial cuando el gobierno dice que a las universidades que tendrán gratuidad, les darán un 20% más del arancel de referencia, ello “porque nosotros tenemos una mayor diferencia entre el arancel de referencia y el arancel real. En la práctica, eso significa que nos faltarían 1.300 millones de pesos para cubrir la gratuidad de ese 30%”.