Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera
Magallánico fue internado en la Uci de Clínica Indisa

Seis casos de influenza se han reportado este año

Por La Prensa Austral Martes 9 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
851
Visitas

Luego de hacer público el traslado de un paciente magallánico a Santiago debido a complicaciones respiratorias por la influenza H1N1, las autoridades sanitarias llamaron a extremar las precauciones reconociendo que se ha producido un leve aumento de la influenza en comparación con el año pasado. El grave paciente fue trasladado en un avión ambulancia a la Unidad de Cuidados Intensivos (Uci) de la Clínica Indisa, donde de acuerdo a los primeros antecedentes que se manejan se encuentra estable.

La enfermera de la seremi de Salud, Mónica Rosas Velásquez, indicó que no todos los casos de influenza terminan en un cuadro grave, lo que dependerá mucho de la condición basal del paciente, de allí que llamó a los grupos de riesgos (niños menores de 5 años, adultos mayores y enfermos crónicos) a vacunarse.

Durante este año se han reportado 6 casos, mientras que el año pasado sólo se registró uno confirmado. La kinesióloga asesora de la Subdirección de Gestión Asistencial, Verónica Yáñez, sostuvo que la confirmación de los casos se realiza sólo cuando el médico lo cree necesario. El examen se hace por vía nasal, donde se toma una muestra que es analizada en laboratorio.

Advirtió que lo más notorio de la influenza es que se manifiesta en forma súbita, sin avisos previos, provocando una repentina fiebre alta (sobre 38 grados) la que dura en promedio dos o tres días, pudiendo llegar a la semana. Junto a la fiebre elevada, la enfermedad se acompaña de un cansancio o debilidad que pueden ser extremos, el cual en el caso de los adultos mayores se puede prolongar más allá de lo normal (dos a cinco días).

“Es habitual que la persona sufra de dolor de cabeza en la zona frontal o bien generalizada. Es frecuente el dolor al tragar y la tos, el dolor muscular, el dolor a las articulaciones y la molestia frente a la luz, síntomas que pueden durar más de una semana. En ocasiones pueden aparecer problemas estomacales (como náuseas, vómitos y diarrea) y otitis, aunque estos síntomas son más frecuentes en los niños”, subrayó.

La influenza también puede agravar los síntomas de otras enfermedades que acompañen al paciente, como por ejemplo: insuficiencia cardiaca, diabetes, neumonía por sobreinfección bacteriana, deshidratación y otras. La dificultad para respirar es una de las complicaciones más graves que se pueden presentar en los niños.