Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Senadora Carolina Goic opina que los recursos de las leyes de excepción pueden ser mejor utilizados

Por La Prensa Austral Martes 12 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
145
Visitas

Aunque no discrepa abiertamente con la parlamentaria, el gobernador fueguino, Alfredo Miranda, cree que la sentencia es sólo una opinión más, estimando que las diversidad de alegatos es positiva y que habrá instancias de apelación antes de la elaboración final de las modificaciones legales.

Félix Iglesias,

Corresponsal en Porvenir

La senadora Carolina Goic cree que hay algunas cosas que no se han entendido bien, en el tema de las modificaciones que se pretende introducir a las leyes de excepción que hoy benefician a Tierra del Fuego. “Nosotros hoy día estamos haciendo una revisión de las leyes de excepción, donde hubo participación de la ciudadanía, también de Tierra del Fuego. Lo cierto es que los 126 mil millones que se destinan al año por estas leyes pueden, probablemente, ser mejor utilizados”, planteó la parlamentaria regional.

Explicó que son recursos que no llegan necesariamente a las familias que viven en el territorio, aunque haya excepciones y que “la Ley Navarino ha sido objeto de abuso, más que generar desarrollo que involucre a la población. Entonces, me parece que está muy bien orientando el ir programando estos recursos al apoyo a emprendimientos locales, a pequeñas empresas que tengan que ver con las áreas de desarrollo que son pertinentes en el territorio”.

Aumento poblacional:

“es un ciclo cumplido”

Por eso valoró la participación de la comunidad, que hoy no tiene decisión en qué empresa se instala o no. Consultada respecto al aumentar el poblamiento, que era uno de los objetivos de las leyes Navarino y Tierra del Fuego, la senadora planteó que “yo creo que las leyes cumplieron un ciclo. Hoy día es distinto: no se trata que llegue gente o no, si no de qué tipo de desarrollo tú generas. Creo que eso, más que incentivando gente que venga de afuera, es ver cómo se generan las oportunidades para quienes se encuentran radicados en el territorio”.

“Generar emprendimientos, de asociar con inversionistas que vengan de afuera, que tengan pertinencia y que haya participación de la comunidad local. No sacas nada con una empresa que viene, usa la bonificación y después se va”.

Respecto al llamado que hizo la concejala Sylvia Vera, para pensar en el poblamiento de la porción chilena de la isla grande, a diferencia del sector argentino, donde el aumento demográfico ha sido inmenso, Carolina Goic dijo que “si hay algo que ha quedado claro, es que las leyes tal cual como están no han servido tampoco para ese objetivo”.

“Entonces, uno dice ‘aquí hay algo que tenemos que hacer distinto’. Los recursos están todos cautelados para la región. Buena parte, creo que eran como 31 mil millones (de pesos), se destinan por la Ley Navarino a 33 empresas. Entonces, uno tiene que fríamente ver que esos recursos, que son cuantiosos y que si los divides por la cantidad de trabajadores que hay, efectivamente y de todas maneras, podemos hacer con ellos un mejor uso, en términos que se beneficie primero, el habitante de Tierra del Fuego, que permita generar inversiones, que a nosotros nos interesen que llegue, por supuesto, y es parte del objetivo de la percepción”.

Gobernador anuncia instancias de apelación

Respecto al planteamiento de la senadora Goic, que estima que el poblamiento mediante la industrialización que ofrecen hoy las leyes de estímulo fueguinas, “es un ciclo cumplido”, el gobernador de Tierra del Fuego, Alfredo Miranda, fue cauto al apuntar que “se trata de su opinión. Yo puedo compartir con ella, o puedo no compartir. Pero cuando estamos viendo varias interpretaciones y declaraciones del proyecto de modificación, creo que vamos a sacar algo bueno de eso. ¡Si también es bueno este recurso, el alegato legítimo!”, observó.

Miranda indicó que lo que se pretende con el estudio de las leyes es incorporar modificaciones que favorezcan a la provincia fueguina, cuyas presentaciones que ya se han hecho ante la comunidad y el Congreso, “pero eso no significa que va a ser tal cual. Ahora vendrán los canales adecuados para ver las conveniencias y los sectores vivos, que tienen representación en la provincia, tendrán que apelar, o acudir a instancias superiores”.

Al consultársele si entonces van a existir instancias de apelación, ya que ahora viene el proceso de presentación final antes de la entrega del documento definitivo a la Presidenta Bachelet, la autoridad provincial aseguró que “claro que las va a haber”. “Primero, hay que tener la paciencia necesaria para escuchar el planteamiento. Y de allí, me imagino que irán todos los sectores… ¡No vaya a ser que no asistan!, porque si no van, ¿quién va a apelar?”, preguntó.

Terminó manifestando su plena seguridad que las leyes, una vez modificadas, no van a perjudicar la inversión industrial y el poblamiento. “Eso no tiene ningún razonamiento. No tengo ninguna duda que no va a ser así. No tendría ningún objeto rentable, sustentable. No nos mantengamos en esa tesis. Ya cuando esté presentado, ahí podemos conversar”, cerró don Alfredo.

 

Las modificaciones a las leyes fueguinas que propone la CPC

Por un lamentable error aparecido en el suplemento Fueguinas del 29 de diciembre pasado, las sugerencias modificatorias a las leyes de excepción de la Cámara de la Producción y el Comercio (CPC) de Magallanes no correspondieron al tenor exacto y final aportado en dicha instancia. Para clarificar la posición de la CPC, damos a conocer de manera íntegra el contenido de sus propuestas sobre el particular.

Respecto a la Ley Navarino:

La Ley Navarino debiese ser modificada e incluir la exención de Iva a las ventas y servicios contratados en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, para todos quienes que participen de la cadena productiva de bienes y servicios, ampliando así el número de actividades económicas beneficiadas.

Aumentar el porcentaje a la bonificación a las ventas de un 20 a un 30 por ciento.

Eliminar o rebajar la exigencia del 25% de integración de insumos locales (Cabo de Hornos), para hacer la diferencia entre la provincia de Cabo de Hornos y la de Tierra del Fuego.

Sobre la Ley Tierra del Fuego:

La Ley Tierra del Fuego debiese ser modificada e incluir la exención de Iva a las ventas y servicios contratados en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, para todos aquellos que participen de la cadena productiva de bienes y servicios en Tierra del Fuego, ampliando así el número de actividades económicas beneficiadas.

Exención del impuesto específico al combustible, contemplado en la ley Nº18.502.

Ampliar la vigencia de la Ley Tierra del Fuego hasta el año 2050.

Por otra parte, consideramos necesario refundir en un sólo texto legal las leyes Tierra del Fuego y Navarino, con beneficios diferenciados para cada una de ellas.

Con ello queda claro que la intención de la CPC es no sólo mantener las leyes de excepción vigentes en la isla-provincia, aunque refundidas en un sólo cuerpo legal, si no que además desea mejorarlas, potenciando sus beneficios a la zona favorecida.

 

Concejo abordó con el intendente inquietudes por las leyes de excepción

Un poco más tranquilos con respecto al futuro de las leyes de excepción de Tierra del Fuego, salieron la alcaldesa y concejales de Porvenir, de la reunión sostenida ayer en la Casa de Gobierno con el intendente Jorge Flies, aunque los encuentros se van a seguir manteniendo hasta despejar las aprehensiones. La jefa comunal fueguina dijo que se van a analizar cada uno de los puntos en conflicto, incluyendo la presencia del seremi de Hacienda, Christian García, durante febrero, de modo de que aclarar cuál es la visión del gobierno regional con respecto al futuro de Tierra del Fuego en el tema.

Hace unos días, el Concejo Municipal en pleno rehusó recibir al seremi de Hacienda, por considerar que sus planteamientos son los más nefastos para otorgar seguridad a la mantención o mejoramiento real de las leyes que benefician a la provincia fueguina y que en subsidio, acudirían al intendente Flies.

Los reclamos se centraron en la posibilidad de dejar fuera de los beneficios a las empresas industriales y favorecer sólo a la actividad de servicios, o que las las dos leyes se extiendan a toda la región, donde Tierra del Fuego resultaría claramente perjudicada, por sus desventajas como isla y carencia de infraestructura.