Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Sernam comprometió apoyo psicológico a trabajadora por aborto en supermercado

Por La Prensa Austral Lunes 16 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
305
Visitas

La directora regional del Servicio Nacional de la Mujer, María Teresa Lizondo, afirmó que hubo vulneración de derechos en el trato que recibió una trabajadora que sufrió un aborto al interior del supermercado en que prestaba servicios. Junto con condenar el proceder, la jefa del Sernam comprometió asesoría legal y apoyo psicosocial a la madre afectada.

Esto luego de que María Alejandra Barboza Williams entablara una querella criminal por cuasidelito de aborto y de lesiones ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas acusando que sufrió un aborto en el baño del Hipermercado Abu Gosh de Zona Franca, luego de que su jefatura no le permitiera recibir asistencia médica y la obligara a continuar trabajando por horas con síntomas de pérdidas, lo que finalmente habría llevado a abortar a su hijo que llevaba en su vientre.

“Esto constituye un hecho de violencia contra la mujer, porque la violencia no es sólo la agresión física o verbal, sino que también lo que significa el derecho a la salud, lo que en este caso no fue concedido”, subrayó Lizondo.

Como Servicio Nacional de la Mujer tomarán contacto con la querellante, de manera de entregar un apoyo psicosocial y legal. “Nosotros ignorábamos esta situación, sino nos hubiésemos involucrado hace mucho tiempo. Volvemos a repetir, nada ni nadie justifica ejercer violencia o una vulneración de derechos”, remarcó.

En este contexto, insistió en que continuarán trabajando en la defensa de los derechos de las mujeres, especialmente luego de lo sucedido en Coihaique el fin de semana, donde una mujer de 28 años sufrió una feroz ataque, al extremo que le arrancaron los ojos. “Queremos hacer un llamado a las mujeres y decir que no están solas. La línea 800 104 008 atiende las 24 horas, de manera profesional y manteniendo el secreto”, subrayó.

A su juicio, para terminar con el flagelo de la violencia de género es necesario que se involucre toda la comunidad y no sea sólo una responsabilidad del Estado. “Este ha sido un fin de semana horroroso, pero no nos vamos a rendir en el trabajo de prevención y con el acompañamiento y la reparación”, concluyó Lizondo.