Necrológicas

Mamá de trabajador asesinado en Natales: “Si la justicia no hace nada, tendré que buscarla por otros medios”

Por La Prensa Austral Martes 19 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
8.392
Visitas

Han sido horas de dolor para Carmela Díaz desde que conoció por boca de su esposo que su hijo mayor, Marcelo Aguilar Díaz, de 36 años, había sido asesinado con una mortal estocada en su abdomen, en la mañana del domingo último en la ciudad de Puerto Natales.

La mujer de 56 años, es madre de ocho hijos (cuatro varones y cuatro mujeres) y abuela de 9 nietos.

El domingo a las 8,30 horas supo que su hijo había sido asesinado. Fue su esposo quien le dio la triste noticia. Ese día, a las 6 de la mañana, quedaba al descubierto el asesinato del trabajador de campo y pescador Marcelo Aguilar. A esa hora chocó con su camioneta un vehículo estacionado en calle Abraham Lincoln. Todo hace presumir que luego de ser apuñalado frente a su domicilio en calle Rodemil Bitterlich se subió a su camioneta para dirigirse al Hospital Augusto Essmann de Puerto Natales, desvaneciéndose en el camino y provocando el accidente de tránsito. En el lugar fue auxiliado por Bomberos y trasladado por el Samu al Hospital Augusto Essmann, donde ingresó con un paro cardiorrespiratorio, dejando de existir media hora después.

En el velatorio de su hijo, Carmela Díaz recordó que al momento de conocer la partida de su hijo fue “terrible para mí, me quise morir, no tenía consuelo en ese momento. Realmente no hay consuelo. No puedo creer que mi hijo esté muerto”, remarcó.

Su hijo mayor siempre llegaba apurado a visitarla a su casa. En muchas ocasiones le pedía un plato de comida y luego se retiraba. Ella le reclamaba por estos encuentros tan cortos “como visita de médico” le decía. Sin embargo, también eran momentos alegres, en especial cuando jugaba con sus sobrinos que viven con ella. La última vez recuerda que se rieron con sus bromas y luego se fue anunciando una nueva visita. Eso ocurrió hace una semana y desde ese momento no lo volvió a ver.

Lo recordó como “un chico muy alegre, amistoso y muy conocido”. Enseguida reflexionó: “Para mí era un chico muy bueno. Y es que para una madre no hay hijo malo”.

Extraña llamada

En la familia es tema de conversación la que pudo haber sido la última llamada de la víctima a las 5 de la madrugada del domingo. Fue precisamente a su hermana Mabel, quien vive en Punta Arenas, quien no contestó el llamado porque había dejado su teléfono celular con vibrador. Con el transcurrir de las horas se encontró con una llamada perdida.

Su madre atribuye la llamada a que Marcelo siempre estaba preocupado de sus hermanos, a quienes protegía y procuraba que nada les sucediera.

Carmela Díaz tiene muchas dudas sobre lo sucedido en la madrugada del domingo, aunque no se atreve a aventurar conjeturas y menos nombres de posibles culpables.

“Yo creo en la justicia. Creo que se hará justicia, porque esto no puede quedar impune. Se tiene que aclarar. Sé que darán con el culpable porque es un pueblo muy chico y se conoce todo el mundo. Si la justicia no hace nada, tendré que buscarla por otros medios porque esto no puede quedar así, pero confío en la justicia”, reiteró.

Agradeció el apoyo de la comunidad natalino que le ha acompañado en estos momentos de atribulación. Los restos de su hijo mayor permanecen en el velatorio municipal. Esta tarde, a las 14,30 horas, serán sus funerales, los cuales se iniciarán con un responso, para luego dirigirse hacia el Cementerio Padre Pedro María Rossa donde tendrán lugar las exequias.

Fiscalía maneja dos hipótesis sobre el crimen

Herida de 18 centímetros de profundidad provocó la muerte

Un shock hipovolémico fue la causa de la muerte de Marcelo Aguilar, provocado por una herida cortopunzante de 18 centímetros de profundidad, de acuerdo al resultado de la autopsia efectuada en el Servicio Médico Legal de Punta Arenas.

El shock hemorrágico, es un síndrome que se desarrolla cuando el volumen sanguíneo circulante baja a tal punto que el corazón se vuelve incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo.

La fiscal (s) de Puerto Natales, Lorena Carrasco, informó que se encuentran trabajando en el esclarecimiento del crimen con los peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros y la Sip de la Segunda Comisaría, quienes el domingo levantaron una serie de evidencias desde el sitio del suceso, con las cuales se harán comparativos de ADN.

Manifestó que la víctima “chocó porque se desvaneció en el vehículo. Nos imaginamos que iba camino del hospital a pedir ayuda”.

Ayer, al mediodía, informó que “no tenemos un imputado todavía, pero estamos siguiendo diversas líneas investigativas para llegar al autor de este homicidio”.

Hasta ese momento no había detenidos, aunque se manejaban dos hipótesis sobre las cuales no entregó mayores detalles por ser parte del secreto de la investigación.