Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Sólo dos de los siete imputados por obtener créditos fraudulentos comparecieron a audiencia de formalización

Por R Martinez Sábado 16 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
1.321
Visitas

Dos mujeres acusadas quedaron con arraigo regional.

Solamente dos de los siete imputados llegaron hasta el Juzgado de Garantía de Punta Arenas durante la mañana de este viernes para comparecer ante el magistrado Pablo Miño, en el inicio de una investigación en su contra, por parte del Ministerio Público, por los delitos de obtención fraudulenta de créditos y uso malicioso de documentos públicos falsificados, en perjuicio de la entidad financiera BancoEstado y que fueron perpetrados entre junio y agosto de 2015.

En la audiencia de formalización de la investigación, el fiscal Fernando Dobson, en representación de la persecutora Wendoline Acuña, expuso los cargos que se les imputan a Viviana Paola Llanquín Uribe y Johana Paola Williams Barría, quienes fueron las únicas que concurrieron hasta el Juzgado.

Según los antecedentes relatados, la inculpada Williams conocía al cabo primero de Carabineros Miguel Alejandro Iturrieta Donoso -quien no asistió a la instancia por no encontrarse en la región-, el cual cumplía servicios en la Primera Comisaría de Punta Arenas, planteándole a la mujer que él podría confeccionar liquidaciones de sueldos de Carabineros con la identidad de cualquier persona junto con certificados institucionales falsos con el propósito de acceder a créditos mientras no tuvieran problemas comerciales. No obstante, en la propuesta efectuada, la mujer debía concederle una comisión de un 35% del valor del préstamo que se requiriera.

A raíz de aquello, la acusada se contacta con diferentes personas conocidas y amigos, los que habrían llevado a cabo este modus operandi para solicitar los créditos al BancoEstado. Una de ellas fue Viviana Paola Llanquín Uribe -la otra imputada-, quien acudió el 30 de julio de 2015 hasta la Automotora Divemotor, ubicada en el interior de Zona Franca, manifestando su interés de comprar un vehículo, entregando un certificado de antigüedad y estabilidad laboral, figurando como cabo primero de la Primera Comisaría de Carabineros, además de conceder tres liquidaciones de sueldo a su nombre con todos los sellos de la institución policial, una carta jurada notarial, entre otros documentos.

Tras aquello, la mujer concurrió hasta la Financiera Tanner, con la finalidad de solicitar un crédito para la adquisición del móvil por la suma de $3.700.000. No obstante, el empleado de dicha financiera se dirigió hacia la unidad policial para entrevistarse con personal de Carabineros, donde se pudo percatar que Llanquín no era funcionaria de la institución y que los documentos presentados eran falsos, efectuando inmediatamente la denuncia de rigor.

Con aquellos datos, tanto el fiscal Dobson como el abogado querellante de la entidad financiera antes nombrada, Jaime Cárdenas, le solicitaron al juez de Garantía aplicar la medida cautelar de arraigo regional a ambas mujeres, de lo cual no hubo oposición del abogado defensor Pablo Santander, decretando así lo requerido por la parte acusadora, con el fin de asegurar su comparecencia en futuras instancias judiciales que se lleven a cabo, todo esto mientras transcurre el plazo fijado en cien días para que se desarrolle la investigación.

“Se trata de una investigación que arroja además otros cinco imputados, por obtención fraudulenta de créditos y se estima también que hay un delito de uso de instrumentos públicos que también habrían sido falsificados, de manera que se formalizó a dos de los imputados, una que se encargaba de gestionar y obtener documentos falsos para que otras personas que también son imputadas de esta causa obtengan créditos específicamente en el BancoEstado. Se aportaban liquidaciones de sueldo y otros documentos laborales en circunstancias que estas personas nunca fueron empleados públicos de estas instituciones, y el banco resultó con un perjuicio que supera los 51 millones de pesos”, explicó el representante del Ministerio Público, Fernando Dobson, precisando que “el fraude o la obtención del crédito va a ir de la mano con el pago que se puedan hacer de los dineros con los que se perjudicó al banco y en base a eso se podrá ir analizando cada caso la pena que podría aplicarse o el tipo de solución para cada uno de los imputados”.

Por otra parte, el abogado querellante Jaime Cárdenas puntualizó que “ni Williams ni Llanquín han devuelto el dinero obtenido de manera fraudulenta a la entidad bancaria, y nuestra información es que en tres de los casos se pagó alguna cuota y eso es todo”.

Finalmente, respecto de los otros cinco imputados se fijó la audiencia de formalización para las 10,30 horas del próximo 6 de noviembre. En el caso del ex cabo primero de Carabineros Miguel Alejandro Iturrieta Donoso, quien se encuentra en Santiago, la instancia deberá realizarse mediante la modalidad de videoconferencia, compareciendo en la Defensoría Penal Pública Metropolitana Sur.