Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Subcontratista de empresa Rayen cobrará casi 50 millones de pesos

Por La Prensa Austral Miércoles 18 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
238
Visitas

– Carlos Fuentes prestó servicios tras el desborde del río de las Minas en 2012.

El pasado 11 de mayo el Tercer Juzgado de Letras de Punta Arenas ordenó el pago de casi 50 millones de pesos al contratista Carlos Fuentes Ramos, esto, luego de que la Corte de Apelaciones ratificara la resolución que liberaba los fondos que en su momento se extendieron para el pago de obras ejecutadas tras el desborde del río de las Minas en 2012. Las platas estaban entrampadas luego de que el Consejo de Defensa del Estado interpusiera una acción judicial para acreditar que dichos fondos pertenecían al fisco, lo que fue desechado, dándose por entendido que ya habían sido entregados al pago, siendo estos retenidos ante los procesos judiciales existentes en torno al bullado pleito.

Distintas aristas tiene el llamado caso Rayen, siendo una de ellas el proceso civil iniciado por Fuentes, quien en su momento habría renunciado al contrato que mantenía con la empresa que encabezó las obras de limpieza, luego que se diera cuenta que se le pretendiera pagar una suma muy inferior a lo pactado por las faenas ejecutadas.

Al menos así lo postuló el abogado Oscar Gibbons en su alegato en la Corte de Apelaciones, cuando explicó que, en su momento, se le había solicitado la contratación de 100 trabajadores para el retiro de lodo de las casas anegadas, pagando 35 mil pesos por cada uno de ellos, lo que posteriormente le fue reducido a 17.500 pesos.

Tras lo anterior, fue el propio Fuentes quien denunció una serie de actuación irregulares ante el entonces fiscal regional Juan Agustín Meléndez, iniciándose así el tan bullado proceso penal, que incluyó, entre otros procedimientos judiciales, la solicitud del Consejo de Defensa del Estado una medida precautoria de prohibición de celebrar actos y contratos entre la empresa Rayen y la intendencia regional, lo que entrabó los dineros que se le adeudaban al subcontratista.

El abogado Gibbons explicó a La Prensa Austral que dado la situación de emergencia que se vivía en ese entonces, el Estado liberó 440 millones de pesos para la empresa Rayen, entregando un primer pago y quedando pendiente un 50% del total para el 18 de diciembre de 2013, cuando ya no pudo ser entregado al estar ya decretada la medida precautoria.

La orden de pago de los fondos fiscales retenidos se concretaría durante esta jornada.

El abogado adelantó que resta solicitar el pago de las costas y los reajustes que se han sumado con el paso del tiempo, lo que enteraría un monto cercano a los 75 millones de pesos.