Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Toma “Puño en alto” se mantiene en terreno privado pese a desalojo en predio del Serviu

Por La Prensa Austral Miércoles 20 de Abril del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
401
Visitas

Roberto Martínez Arriaza
rmartinez@laprensaaustral.cl

El desayuno del mediodía fue interrumpido abruptamente en la toma “Puño en alto”, cuando funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros, comandados por el prefecto de Magallanes, coronel Rodolfo Lobos Arcos, hicieron efectiva la orden anunciada la semana pasada por el intendente Jorge Flies Añón, la cual estipulaba el inminente desalojo de los manifestantes que desde el sábado 9 pernoctan a la intemperie como medida de presión ante múltiples demandas habitacionales.
Cerca de 30 personas que se encontraban en un sitio eriazo situado en la prolongación de Enrique Abello, sector norponiente de Punta Arenas, vislumbraron el accionar policial, el cual se vio limitado luego de que casi la totalidad de las carpas y las transitorias construcciones de madera y lona se encontraban en un terreno privado, cuyo propietario es el ex intendente Mario Maturana, quien para autorizar la desocupación del predio se debe hacer efectiva una orden judicial. De acuerdo con estos antecedentes, una sola carpa fue removida del terreno fiscal perteneciente al Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), el cual está destinado a la construcción de viviendas tuteladas para adultos mayores.
Tras una calmada y transigente conversación entre el jefe policial y René Formantel Riquelme, uno de los voceros que a esa hora estaba en el lugar, y luego de la llegada del director subrogante del Serviu, Jorge Negrón Castro, se procedió a realizar las mediciones pertinentes que establecieron los límites entre el terreno fiscal y el particular, cuya extensión es de 95 metros de norte a sur desde la propiedad de la Armada y de 111 metros desde la calle Enrique Abello hacia el interior.
La paz reinó
Tras el operativo, el coronel Lobos destacó el carácter pacífico que demostraron los pobladores al enfrentase al procedimiento policial, señalando que “nosotros derechamente recibimos la solicitud de desalojo de parte del Serviu, por tratarse de un terreno fiscal. Hoy llevamos a cabo la ejecución de este protocolo que era simplemente dejar liberado de ocupación el terreno que corresponde al Serviu y lo único que había era una carpa que se desarmó. No crean que para nosotros es grato tener que estar en estas cosas, porque sabemos que hay mujeres y niños (…), lo que menos queremos es que les pase algo a las personas. Ahora eso no implica que cuando tengamos que ejecutar nuestros procedimientos, si hay una transgresión legal y eso implica la detención de una persona, por supuesto que tenemos que cumplir con nuestro deber”.
Por su parte, el subdirector del organismo que solicitó el desalojo, precisó que “esta instancia es un tema legal que se tiene que establecer para este efecto cuando se generan las tomas. Damos las gracias a la gente que está actuando de forma bien civilizada y era lo que nosotros esperábamos de ellos. Nosotros no podemos meternos en terrenos particulares”.
Asimismo, el portavoz René Formantel, consideró esta instancia como una especie de logro ya que podrán permanecer más tiempo en el lugar a la espera de los próximos cónclaves con el intendente Flies, en los que se definirán los pasos a seguir mediante una mesa de diálogo para encontrar soluciones concretas a las problemáticas habitacionales.
“Aquí la fuerza pública está haciendo cumplir la ley, desocupar el terreno que pertenece al Serviu. Sabíamos que en algún momento esto iba a ocurrir y estamos confiados en que mientras no haya una orden del privado vamos a seguir acá”, sostuvo el vocero, agregando que tras la delimitación “esto nos deja mucho más tranquilos porque ya sabemos cuál es el terreno privado y el del Serviu. Entendemos que Carabineros no son el problema sino que son las políticas públicas de acceso a la vivienda social las que sistemáticamente y durante muchos años han dejado de lado a la gente que más las necesita”.
En ese sentido, y consultado por el predio donde está constituida la toma, Formantel recalcó que “estamos en un terreno privado que pertenece a don Mario Maturana. El ha manifestado ya hace tiempo que está vendiendo este terreno a través de una corredora de propiedades. Al preguntarle sobre su parecer respecto a la toma, él dijo que no daba opinión, por lo que entendemos que él no tiene ánimos de venir a desalojar este sector. Nosotros no tenemos intención de adquirir este terreno porque en realidad no es lo óptimo, por lo que solamente sigue siendo una medida de presión de forma pacífica”.
Luego de que no se registraran desmanes ni hubiera detenidos, el personal policial junto a las autoridades del Servicio de Vivienda y Urbanización se retiraron del lugar, momento en que la treintena de manifestantes celebró su permanencia en el sitio eriazo, saltando y vitoreando el nombre de la toma, junto con la consigna: ¡no nos moverán!