Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Vecinos del sector céntrico demandaron al municipio mayor seguridad ciudadana

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
190
Visitas

Anexando material de prensa, sobre atropellos acaecidos afuera de la discotheque La Barra-K, los vecinos del sector céntrico insistieron en que han concurrido en diversas ocasiones a la Municipalidad de Punta Arenas, para llamar la atención sobre hechos graves acontecidos en la cuadra en que se ubica dicho establecimiento nocturno, situado en calle Pedro Montt Nº1046.
“Nosotros no nos hemos cerrado al diálogo con el Concejo Municipal. A pesar que se aprobó la renovación de la patente de alcoholes del local La Barra-K, seguimos pensando que existe una problemática social que ellos como representantes comunales, no pueden esquivar”, afirmó Gustavo Bringas Jiménez, secretario de la junta de vecinos Nº29.
“Dicho local registra un largo historial de externalidades negativas que afectan el sector centro de la ciudad, vinculado principalmente a una política de venta de alcoholes que estimula su consumo indiscriminado con graves consecuencias para los jóvenes que acuden a él y que no tienen una cultura de consumo de alcohol que les permita controlar sus acciones, derivando en numerosos hechos delictuales”, consigna la misiva dirigida a los concejales de Punta Arenas, que los vecinos del sector centro, manifiestan que no fue considerada, por los ediles.
Bringas Jiménez, añade que “no bajarán los brazos” como vecinos en el propósito de continuar demandando que los espacios públicos no se transformen en un peligro para quienes por ellos transitan.
“Si se hubiese acogido oportunamente nuestra opinión desfavorable al funcionamiento de ese local -así como el informe de Carabineros del período enero a junio 2016- que anexamos, seguramente la joven madre atropellada en el exterior de esa discoteca, no estaría lamentando las graves heridas que sufrió en el mes de marzo de 2016”, señala una misiva fechada el 20 de junio pasado y en la cual, los socios de la junta vecinal Benjamín Muñoz Gamero, expresan su preocupación por el funcionamiento del referido establecimiento comercial.
Los residentes además habían concurrido al departamento de rentas y patentes, entregando una carta al funcionario Ricardo Barría Bustamante, donde le señalaban que en dos asambleas vecinales, se había votado pedir el rechazo de la patente de La Barra-K.
“Hemos sido bastante activos con nuestras observaciones y esperamos seguir trabajando en el tema de seguridad ciudadana, que es el que nos preocupa más. Vamos a tener que diseñar una estrategia de trabajo para hacernos escuchar, porque está claro que se requiere un compromiso efectivo del municipio en esta área, y estamos dispuestos a colaborar en ello”, resaltó Gustavo Bringas.