Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Vecinos recuerdan a Roxana como una excelente persona, alegre, cercana y cordial

Por La Prensa Austral Martes 11 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
4.944
Visitas

Como una joven alegre, dinámica, muy inteligente y a veces extremadamente sincera fue descrita Roxana Tamara Ruiz Rojo, la joven de 21 años, quien perdió la vida al dar a luz a su única hija, una bebita que llevará por nombre Angela y que hoy lucha por salir adelante en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Magallanes.

Nada anormal durante la gestación de la criatura hizo presagiar a familiares y amigos de la joven, del triste desenlace que tendría su embarazo. Roxana Ruiz tuvo controles médicos de manera periódica, los que se desarrollaron en una clínica privada en Punta Arenas, y el apoyo constante de su familia, sus padres y sus dos hermanas mayores. Sin embargo, tras permanecer los dos últimos meses de su embarazo en Porvenir en compañía de su pareja, quien labora en esa ciudad, la joven sufrió un desprendimiento de la placenta que obligó a internarla en el hospital de la capital fueguina en estado grave, donde sufrió dos paros cardíacos que finalmente le causaron la muerte.

Sus vecinos del pasaje Las Torpederas, sector sur de Punta Arenas, destacan la relación cercana que tuvo con su papá (Rubén Ruiz) quien muchas veces fue la brújula que la guió en cada paso que dio y recuerdan haberlos visto caminar y conversar juntos en muchas ocasiones por dicho lugar donde vivía junto a su familia. Dicen que fue una excelente persona, cercana y cordial.

Roxana fue alumna del Instituto Superior de Comercio (Insuco), trabajó en la tienda El Arte de Vestir y fue colaboradora administrativa de Radio Polar.

“Era muy trabajadora, siempre tuvo iniciativa, hacía cosas espectaculares, trabajaba con papeles y era muy hábil con el photoshop. Además tenía memoria fotográfica”, recordó su dolido papá durante el velorio en la tarde de ayer.

Desde la Iglesia de Nuestra Señora del Loreto, ubicada en el sector norte de la Avenida España, donde sus familiares y amigos despiden los restos de la joven, su pareja, Omar Vásquez, busca el consuelo en su hija, quien a su juicio es un regalo que le dejó Roxana, la princesa por la que -dijo-deberá luchar de ahora en adelante.

En medio de la congoja, el papá de Roxana señaló a La Prensa Austral que la bebé Angela Vásquez Ruiz fue derivada al Hospital Clínico de Magallanes alrededor de las 13 horas de ayer. El traslado se realizó en un avión de la Fuerza Aérea desde Porvenir a Punta Arenas.

La recién nacida pesó 2,4 kilos, sin embargo se informó que vino al mundo sin tono muscular y cianótico, pero que ha presentado una positiva evolución. No obstante, se mantendrá internada en la Unidad de Neonatología del principal centro de salud de la región.