Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

El “tanque” Silva suena fuerte en Católica

Por La Prensa Austral Miércoles 4 de Enero del 2017

Compartir esta noticia
157
Visitas

Santiago Silva sería el elegido para reforzar el ataque de Universidad Católica. Los cruzados, quienes retornaron ayer a las prácticas, aguardan que las conversaciones fructifiquen lo antes posible para anunciarlo pronto como el primer refuerzo para afrontar la temporada 2017, que incluirá la búsqueda del tricampeonato a nivel nacional y la disputa de la Copa Libertadores.

El “veterano” ariete de 36 años cumple con el perfil que habían definido el técnico Mario Salas y la dirigencia para llenar el lugar que dejó la partida de Nicolás Castillo al Pumas de México: un delantero goleador y de experiencia a nivel internacional.

En la misma línea, en San Carlos de Apoquindo habían analizado los nombres de los transandinos José Sand y Emanuel Herrera, quienes reúnen características similares.

TRAYECTORIA

La carrera de Silva registra pasos por una gran cantidad de clubes, entre ellos, los uruguayos Central Español, River Plate y Defensor en sus inicios; Gimnasia y Esgrima de La Plata, Vélez Sarsfield, Boca Juniors, Lanús, Newell’s, Arsenal y Banfield en Argentina; Corinthians (Brasil); Energie Cottbus (Alemania); Beira Mar (Portugal) y Fiorentina (Italia).

Su registro es de 192 goles en 526 partidos durante 18 años de fútbol, con un poder de gol vigente: 11 tantos en la temporada argentina 2016.

Mide 1 metro 83 y destaca por su potencia, presencia en el centro del área y un respetable juego aéreo, justo lo que busca Mario Salas.

“CASI” LISTO

En el entorno del jugador confirmaron el inminente acuerdo con los cruzados. “Falta la firma. Estamos en eso”, ratificó a La Tercera el agente del futbolista, Pablo Betancourt.

En Banfield son más cautos. “A Silva le queda un año de contrato y su cláusula de salida es de US$1,5 millones. Con nosotros, que somos los dueños del pase, nadie habló”, dijo Alejandro Grigera, vicepresidente del club.

Dos factores podrían apurar la salida del ariete uruguayo desde Banfield: el difícil momento económico del club argentino y la distante relación de Silva con el técnico Julio César Falcioni, casualmente ex DT de Católica.

Recordemos que años atrás el “tanque” estuvo en la mira de Universidad de Chile y Colo Colo, pero en ese momento prefirió mantenerse en Boca Juniors.

CONCA SERA RIVAL COPERO

De cara a la temporada 2017, Católica tendrá una complicada tarea para intentar clasificar a los octavos de final de la Libertadores, luego de quedar en un duro grupo 4 junto a Flamengo, San Lorenzo y un equipo por definir.

De partida, el cuadro brasileño anunció la contratación del enganche argentino Darío Conca, quien sigue perteneciendo al equipo chino Shanghai SIPG, pero regresa a préstamo al país de la samba por toda la temporada 2017.

El enganche, de destacado paso por Universidad Católica entre 2004 y 2006, se convierte así en uno de los movimientos más importantes del fútbol brasileño.

CAMPEON MUNDIAL

Pero Flamengo también podría dar un gran golpe a la cátedra. Según medios de Turquía, el alemán Lucas Podolski, campeón mundial con Alemania y actual jugador del Galatasaray, interesa al club brasileño.

La oferta sería por 7,5 millones de dólares, aunque el mercado chino podría interferir tentando al jugador y al club turco con una cifra bombástica.

ELOGIO DE DT

Siempre en la órbita del Flamengo, su técnico Ze Ricardo aseguró ayer que los cruzados son el equipo más difícil que tendrán que enfrentar en el grupo 4.

“Católica es el equipo a vencer. La escuela chilena ha evolucionado bastante y por algo son los campeones de América”, comentó al portal Globoesporte.

“He hablado con colegas sudamericanos y me han hablado de que los logros de Jorge Sampaoli han dejado un legado para los jóvenes entrenadores chilenos. Lo vimos con Nicolás Córdova cuando nos eliminó Palestino (en los octavos de final de la Copa Sudamericana 2016), graficó.