Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Giorgo de Gavardo: “Es una vergüenza que en Chile, siendo tan pocos, debamos usar otro nombre”

Por La Prensa Austral Martes 19 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
2.656
Visitas

– “Lo digo y se lo dije a todos y cuando estaban hablando (en el acto oficial de lanzamiento), levanté la mano y me dieron el micrófono. Porque yo quiero que siga llamándose Rally de la Hermandad, ¡nada de ‘Internacional’, están ‘cagados de la cabeza’. Disculpe la palabra”, sintetizó el muy apreciado visitante.

“Creo que este Gran Premio de la Hermandad va a ser una muy buena carrera, pero ¡olvídense de las rencillas! Que ‘los monos del circo’ sean los pilotos, no algunos dirigentes ‘que quieren agarrar’. No me pregunten quiénes son, no me interesa”, dijo con un dejo de indignación Giorgo de Gavardo, el padre del fallecido motociclista y automovilista deportivo nacional Carlo de Gavardo, quien hace dos años participó del 41° Gran Premio de la Hermandad Chileno Argentino en Tierra del Fuego. Las expresiones las refirió en el lanzamiento oficial de ese evento en Chile, efectuado el sábado pasado en Porvenir ante autoridades, dirigentes del automovilismo y pilotos de ambos países, en relación a que en nuestro país debe usarse por segundo año consecutivo la denominación “Carrera Internacional de Tierra del Fuego”, para legalmente no emplear la marca registrada por el Club de Volantes de esta ciudad sobre el verdadero nombre de la competencia binacional.

“Esto no puede ser, porque esto es de los pilotos, no de las dirigencias. La seguridad de los pilotos es lo que más vale, nada más. Que esto ocurra sólo en el lado chileno, donde somos tan pocos, para mí es una vergüenza. Lo digo y se lo dije a todos y cuando estaban hablando (en el acto oficial de lanzamiento), levanté la mano y me dieron el micrófono. Porque yo quiero que siga llamándose Rally de la Hermandad, ¡nada de ‘Internacional’, están ‘cagados de la cabeza’. Disculpe la palabra”, sintetizó el muy apreciado visitante.

Ocho días en Porvenir

Giorgo de Gavardo permaneció más de una semana en la capital fueguina para estar presente en la carrera y posterior ceremonia de premiación del IV Enduro Internacional “Aniversario de Porvenir-Copa Challenger ‘Carlo de Gavardo’ 2016”, en homenaje a su hijo y destacado competidor de esa prueba, donde le tocó entregar el trofeo que lleva su nombre. Por el cariño observado y por el amor que le tiene al “mundo tuerca”, don Giorgo se quedó una semana y un día en la isla, para estar presente en el lanzamiento del Gran Premio.

Al recordársele que el mismo salón donde le tocó intervenir, hace dos años estalló en aplausos cuando se presentó Carlo, resumió que “para mí Carlo, que era mi hijo, tenía el valor de un hijo, se lo digo de corazón. Dios quiso llevárselo y hay que pensar con humildad que me lo dejó por 46 años y después se lo llevó y debe tener una labor más especial allá. Es lo único que le puedo decir”, manifestó con un dejo de emoción.

Enterado que el desaparecido piloto dictó charlas de sentido social-humano a sus pares fueguinos, en los colegios y entre los jóvenes que cumplen su servicio militar, dijo que lo hacía porque “él era muy humilde y por eso les agradezco el cariño que le tienen”. Confesó que su venida a Porvenir tuvo por misión asistir al Enduro Internacional y luego, para tratar con el presidente de Adelfa (Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo), Carlos “Cuco” Soto, el proyecto del futuro y ambicioso Rally de los Glaciares, donde entregó sus prudentes recomendaciones.

Finalmente, dijo que decidió asistir al lanzamiento de la Hermandad, por tratarse de una carrera que adquirió mucho prestigio a nivel nacional. “Ya nos vamos mañana (domingo pasado), pero en mi casa me van a sacar la cresta. Mi señora ya me retó esta mañana. Yo conozco Tierra del Fuego porque ya había venido, estuve hace tres años acá”, finalizó el estimado visitante, quien durante su estadía fue huésped de Adelfa y de la municipalidad isleña.