Necrológicas
  • Ita Ojeda Aguilar
  • Ernestina Velásquez Beiro
  • Filomena Ojeda Aguilar
  • María Hernández Contreras

Pilotos quieren que el Dakar vuelva a Chile

Por Agencias Jueves 12 de Enero del 2017

Compartir esta noticia
112
Visitas

La actual edición Rally Dakar ha tenido jornadas bastante accidentadas desde su ingreso a Bolivia. Las intensas lluvias que azotaron al país altiplánico como a un sector de Argentina obligaron a la organización de la carrera a cancelar ya dos etapas y a modificar otras tres, con lo que se han restado bastantes kilómetros de competencia lo que sin duda no tiene a los competidores contentos y menos satisfechos.
De hecho, algunos ya comienzan a pedir que la carrera vuelva a pasar por Chile, debido a los sucesos meteorológicos ocurridos en el pasado fin de semana.
“Chile es un gran lugar para correr y siempre son etapas bonitas, pero de momento es lo que hay este año. Lo de Bolivia ha sido un poco de mala suerte, pero un desastre a fin de cuentas. Venimos preparados para correr unos kilómetros y ahora que se cancele la etapa reina el Dakar queda un poco descafeinado”, aseguró el español Joan Barreda Bort, quien de paso disparó contra la organización.
“La organización debería buscar otras soluciones para poder correr los kilómetros. Las cosas pasan pero tienen que buscar planes alternativos. Al final vamos a correr un Dakar que tiene la mitad de kilómetros cronometrados”.
En tanto, otro que concordó con el hispano fue el portugués Helder Rodrigues, quien confesó que “me gusta Chile, porque siempre se hacen carreras buenas en el desierto. Son muy duras, por eso siempre es bueno ir. Me gustaría que volviera a correrse ahí”.
SAM SUNDERLAND

Por su parte, el líder de la general en motos, el británico Sam Sunderland, fue menos crítico con respecto a las condiciones climáticas que hubo en Bolivia, al enfatizar que “el clima está fuera del control de todos y también de la organización, puesto que puede llover mucho en cualquier lugar”, aunque también espera que la carrera vuelva a pasar por terreno nacional.
“Espero que se pueda volver a correr ahí, me encanta correr ahí, es increíble. Es uno de los mejores lugares donde se puede correr. Sería realmente genial que se volviera a competir ahí”, destacó uno de los principales rivales de Pablo Quintanilla en la competencia.
Recordemos que el martes, después de fuertes precipitaciones caídas en suelo argentino, un alud cortó parte de la ruta por donde los pilotos debían pasar después de completar la especial cronometrada, lo que generó serios problemas a la organización que se vio en la obligación de suspender una etapa (la novena) por segunda vez en esta edición. La anterior fue la sexta que se debió correr el sábado.
El director de la carrera, Etienne Lavigne, sacó la voz ante el complejo panorama. “Es una situación catastrófica. Sabemos que incluso ha muerto gente. Estamos ayudando a las autoridades locales poniendo a disposición nuestros recursos para aportar en lo que se pueda. Pero no es recomendable correr en estas condiciones”, recalcó el francés, quien agregó que “siempre tratamos de tener un plan ‘B’ pero las condiciones son excepcionales”.
DECIMA ETAPA

Hasta la tarde de ayer la décima etapa del Dakar estaba en el aire, ya que los participantes y las asistencias poco a poco fueron tomando rumbo a Chilecito, localidad donde continuará la competencia.
Uno de los escollos era que el personal y el material que la organización necesita para sacar adelante la etapa de hoy seguía atrapado en los desprendimientos e inundaciones de Jujuy.
En concreto, los camiones de los “check points”, fundamentales para el seguimiento de la caravana, y por tanto para la seguridad de la misma, están atrapados en la ruta.
Fuentes organizativas explicaron que este es sólo uno de los problemas que tienen para sacar adelante la décima etapa, ya que hay otros efectivos vitales bloqueados, como los sanitarios y de rescate que han tenido algún problema ayudando a las autoridades en sus labores de rescate de la población damnificada.
A pesar de todos estos inconvenientes, ya en la tarde de ayer se encontraban en Chilecito, donde se largará al décima etapa, 121 de las 134 motos y cuatriciclos, mientras que de los 69 autos ya habían 50 en dispuestos a largar como también 39 de los 48 camiones.
NORMALIDAD

Ahora, ya de vuelta en Argentina, sólo queda esperar que la carrera no vuelva a sufrir alteraciones en cuanto a los trazados y se pueda completar la competencia con normalidad, pero sin duda quedará en la historia de la prueba como la más accidentada de todas las ediciones diputadas en Sudamérica.
La décima etapa que se correrá hoy unirá a Chilecito con San Juan, con un total de 754 kilómetros, de los cuales 288 serán de especial para las motos y cuatriciclos y 292 para los autos, donde los brazos, hombros y piernas de los motoristas se pondrán a prueba, especialmente en un largo pasaje de “trial” que los marcará al principio de la jornada.
La especial se hace netamente más abordable al acercarse al final, pero los detalles de navegación negarán cualquier relajo. Los errores se pagarán demasiado caro en cuanto al tiempo final de carrera para la jornada.
Recordemos que en la representación nacional destaca Pablo Quintanilla con su segundo lugar en las motos, Ignacio Casale tercero en los cuatriciclos y Boris Garafulic noveno en los autos.