Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

“Provecho, ladrón…”

Por La Prensa Austral Viernes 20 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
122
Visitas

Sergio Jadue se dejó ver otra vez más en Miami. Y tal como en las anteriores ocasiones ahora aparece muy relajado en un centro comercial de la ciudad estadounidense.

El ex presidente de la ANFP fue captado ayer en tres cortos videos grabados por un compatriota mientras recorría un centro comercial. Primero aparece comprando en un supermercado, siempre acompañado de otras personas -entre ellas una mujer- y luego en las afueras del mall, comiendo y esperando a su “comitiva”.

Al ex dirigente calerano, sancionado de por vida por la Fifa a raíz de los casos de corrupción en que se encuentra involucrado, se le ve de short, polera y jockey, imagen muy similar a las anteriores en las que ha sido captado en el país norteamericano.

ESPERA SENTENCIA

Esta es la tercera imagen pública que se destapa de Jadue desde que se fue a Miami, donde ha declarado bajo delación compensada ante el FBI para obtener algún beneficio en la sentencia tras declararse culpable en el marco del caso de corrupción de la Fifa. El próximo 17 de junio la justicia estadounidense determinará qué sanción recibirá el calerano.

La primera vez que se vio a Jadue en Miami fue cuando un equipo de prensa de un canal nacional lo siguió y se le vio compartiendo con su familia. Luego, en otra ocasión, lo fotografiaron comprando en un centro comercial.

“QUERIA DECIRLE
UN PAR DE COSAS”

Quien grabó ayer a Jadue fue Sebastián Silva, un chileno radicado hace tres años en Miami. “Como sabía que estaba en Miami siempre quise topármelo y decirle un par de cosas”, contó.

Luego relató detalles de su encuentro con el ex dirigente. “Pasé a comprar a un supermercado, lo vi y lo seguí hasta la caja. Obviamente me puse en la caja del lado. El tipo comenzó a sentirse observado hasta que lo grabé casi de frente en la salida, cuando lo vi comiéndose una especie de empanada… Al final, cuando me iba y él estaba comiendo, le dije ‘hola Sergio, provecho, ladrón conch’… Ahí él se fue corriendo para acusarme a un policía del condado que todos los supermercados tienen. Yo tomé mis cosas y me subí al auto, porque él es testigo protegido del FBI, asi que puede pedir seguridad”, complementó Silva.